La luz del crecimiento

Por Arturo Scalise
(0)
27 de febrero de 2004  

Luego de dos años en los que las medidas económicas tomadas a partir de la devaluación y la pesificación asimétrica hicieran estragos en nuestro sector, vemos la luz.

Tras haber llegado a un piso en el tercer trimeste de 2003, comenzó un crecimiento, lento y sostenido, que continuó en enero último.

La mayoría de la gente "se acostumbró a la crisis" y decidió, quienes podían, volver a gastar y usar los vehículos premium que estaban guardados. Esto último se notó, especialmente, en la gran recuperación de la venta de repuestos.

Las marcas que conforman la Cámara de Importadores Distribuidores Oficiales de Automotores (Cidoa), no sólo han continuado con su prestación de servicios y venta de repuestos, sino que, previendo esta recuperación, han presentado modelos nuevos últimamente.

Durante este año, varias marcas introducirán vehículos esperados por nuestro público, especialmente por aquel que siempre ha priorizado la calidad y la innovación tecnológica.

Las terminales no radicadas, que están representadas por los socios de Cidoa, durante este tiempo han apoyado a su representado local y colaborado en el mantenimiento de la imagen de la marca y en resguardar los intereses del cliente final, que durante el año en curso podrá nuevamente disfrutar de vehículos de última generación.

El mercado automotriz en general, a nuestro entender, tendrá un incremento superior a lo que se había previsto en los últimos meses de 2003 y vemos desde nuestro enfoque tres segmentos que crecerán mayoritariamente: 1°) el de los autos pequeños y de bajo precio; 2°) el de las pick-up mid size; 3°) el de automóviles premium.

Los socios de Cidoa abarcan estos tres segmentos, por lo que nos sentimos preparados para satisfacer la demanda del mercado, con tecnología, calidad y servicio.

El autor es presidente de Cidoa

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.