La reina y sus nuevas rivales

La Toyota Hilux es líder indiscutida entre las pickups, pero dos modelos nuevos de última generación, Nissan New Frontier y Volkswagen Amarok, llegan para poner en jaque el trono
Gabriel Tomich
(0)
19 de febrero de 2010  

Las expectativas de ventas de automóviles 0 km para 2010 es de 550.000 unidades. De ellas, algo más de 40.000 vehículos (los expertos calculan un 8%) serán pickups compactas.

Ese segmento tiene una reina indiscutida, la Toyota Hilux. Más allá de la digna competencia de estos últimos años que le plantearon modelos como Ford Ranger y Chevrolet S10, en los últimos dos meses han surgido dos rivales dispuestos a competir por ese liderazgo. Estos nuevos contendientes son las flamantes Nissan Frontier, lanzada en diciembre, y Volkswagen Amarok, presentada a la prensa a principios de este mes.

Sin embargo, más allá de cuestiones técnicas, el trabajo para destronar a la Hilux será arduo para cualquier rival. El producto japonés no sólo fue líder del segmento de pickups con 18.201 unidades patentadas. Esta cantidad le alcanzó para establecerse en el cuarto lugar del ranking total, detrás del Volkswagen Gol, Chevrolet Corsa y Peugeot 207 Compact.

En el mercado de pickups su rival más cercano fue la Ford Ranger (15ª en el ranking), de la que se matricularon 9610 unidades, mientras que de la Chevrolet S10 se patentaron 5657 vehículos.

Posicionamiento dispar

La última generación de la Toyota Hilux data de 2007, con un ligero restyling realizado en 2009. Con muchos años en el mercado y fabricada en la Argentina (Zárate), la camioneta japonesa tiene una gama amplia, con modelos de cabina doble y simple, tracción 4x2 y 4x4, versión carrozada (Cover), dos motorizaciones turbodiésel (2.5 de 102 CV y 3.0 de 163 CV), transmisión manual y automática, y varios niveles de equipamiento (desde la básica DX hasta la más lujosa SRV).

De las recién llegadas, Nissan ha decidido posicionar la nueva Frontier en la franja alta del segmento; con una única versión (LE) entre las 4x4 (que constituyen el 50% de las ventas) y el máximo nivel de equipamiento y confort, además del motor más potente del segmento (172 CV) y transmisiones manual y automática. El producto japonés es producido en Tailandia, por lo que no cuenta con los beneficios impositivos de los productos fabricados en el Mercosur, además de pagar el conocido arancel del 35% que gravan a los vehículos importados de extrazona.

Volkswagen tiene planes más ambiciosos para la Amarok. Como se sabe, es fabricada en la planta de General Pacheco y si bien el primer modelo lanzado es el de más alto nivel, el 4Motion DoubleCab Highline (4x4, máximo equipamiento, tapizados de cuero, etcétera), la línea Amarok recibirá a mediados de este año la versión doble cabina con tracción simple (la combinación más adquirida por los clientes de este tipo de vehículos) y transmisión mecánica, que se ofrecerá para las aplicaciones laborales. En 2011 Volkswagen tiene previsto presentar el modelo de cabina simple, opción que hoy alcanza sólo un 2% de las ventas del segmento.

Las versiones de trabajo de la Amarok estarán equipadas con el motor 2.0 TDI de 122 CV, mientras que las más lujosas contarán con el propulsor biturbo, también 2.0, de 163 CV de potencia máxima. Volkswagen también está desarrollando un motor naftero del tipo TFSI (Turbo Fuel Stratified Injection) de 2 litros para incorporar a la Amarok. Por ahora no se mencionó la utilización de una caja de velocidades automática, aunque no se descarta la opción.

Conceptos diversos

Hasta la llegada de la Volkswagen Amarok, el concepto predominante en materia de las mecánicas más potentes es el uso de un motor de 3.0 litros con turbocompresor. Esa es la receta de la reina, la Toyota Hilux, cuyos modelos más equipados están provistos del propulsor Toyota 3.0 D4- D, un 4 cilindros en línea con doble árbol de levas a la cabeza (DOHC) y 16 válvulas, alimentado por un sistema de inyección directa por common-rail más turbocompresor de geometría variable (TGV) e intercooler. Con una compresión de 17,9:1, este motor entrega una potencia de 163 CV a 3400 rpm y un par motor (torque) de 343 Nm (35 kgm) en el amplio rango entre 1400 y 3200 vueltas.

La versión más equipada, la SRV, cuenta tanto con la caja manual de 5 velocidades que equipa al resto de la gama como con una transmisión automática de 4 marchas con control electrónico.

Todas las Hilux 4x4 tienen caja de transferencia para modificar el tipo de tracción (4x2, 4x4 alta y 4x4 baja) accionada mediante una robusta y sólida palanca mecánica, a la vieja usanza. Completa el paquete mecánico el diferencial trasero de deslizamiento limitado (LSD).

Las suspensiones delanteras de la Hilux tienen un esquema independiente, para brindar mayor confort, y atrás está equipada con el clásico conjunto de eje rígido con elásticos longitudinales y amortiguadores telescópicos. El rubro frenos varía según el modelo, pero las Hilux SRV cuentan con discos ventilados adelante y tambor atrás, con ABS en las cuatro ruedas.

Con un peso en orden de marcha entre 1865 y 1910 kg, la Hilux doble cabina SRV tiene una capacidad de carga de una tonelada. Para los fanáticos del off road, este modelo ofrece ángulos de ataque de 30° y de salida de 26°, además de un despeje del piso de 292 mm.

La Nissan Frontier, por su parte, entrega una opción mecánica parecida, pero con personalidad propia. Por lo pronto incluye el flamante impulsor YD25, un 2.5 litros Euro 4, también de 4 cilindros en línea, DOHC de 16 válvulas, con inyección directa por common-rail con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Tiene una potencia de 172 CV a 4000 rpm (la más alta del segmento), con un torque de 403 Nm (41 kgm) a 2000 vueltas (también el mayor del segmento).

La novedad que introdujo la Frontier en el segmento (seguida ahora por la Amarok) es la incorporación de una caja de velocidades manual de 6 marchas, que permite aprovechar al máximo la elasticidad del motor. Este conjunto motor-caja favorece el bajo consumo y una mayor autonomía. La Frontier puede adquirirse también con una moderna caja de velocidades automática de 5 marchas, muy práctica y cómoda.

La Frontier cuenta con el sistema Shift-on-the-Fly 4x4 con accionamiento electrónico. Con él los modos de marcha (2WD, simple; 4H, alta y 4L, baja) son fácilmente seleccionables con un dial en el tablero. El sistema permite conectar la 4x4 alta (4H) circulando hasta 100 km/h. El diferencial trasero también es del tipo de desplazamiento limitado (LSD).

El conjunto de suspensiones combina el tren delantero del último SUV Pathfinder (tipo doble brazo oscilante, resortes helicoidales y barra estabilizadora) y el inevitable tren trasero con eje rígido y elásticos, para soportar hasta una tonelada. Los frenos son de disco ventilados adelante y tambor atrás, con ABS y EBD (distribuidor electrónico de frenado) en las cuatro ruedas.

Por su parte, la Volkswagen Amarok introduce un concepto inédito en el segmento: una motorización 2.0 biturbo. El motor es un 4 cilindros en línea, e inyección directa por common-rail que entrega una potencia de 163 CV a 4000 rpm y un generoso torque de 400 Nm (40,79 kgm) entre 1500 y 2000 vueltas.

Como se dijo, la Amarok incorpora caja de velocidades manual de 6 marchas. Por ahora, exclusiva en el modelo lanzado y la futura gama.

El sistema de doble tracción se denomina 4Motion, pero nada tiene que ver con la tracción permanente de los automóviles de VW, aunque tengan el mismo nombre.

Para la Amarok hay dos 4Motion, uno con el 4 rojo, que es del tipo conectable; es decir se pasa de tracción simple (4x2) a 4x4 Alta y 4x4 Baja de la caja reductora mecánica, mediante una práctica botonera junto a la palanca de cambios. El otro sistema 4Motion, con el 4 negro, es del tipo permanente, es decir siempre es doble tracción.

La Amarok también cuenta con bloqueo de diferencial mecánico, que distribuye la potencia sin los controles electrónicos que marcan otra gran diferencia con los otros modelos del segmento.

En efecto, la Volkswagen 4Motion DoubleCab cuenta con la llamada Función Off Road, que se activa con un botón e incluye controles de estabilidad (ESP) y de tracción (ASR) para circular por todo tipo de terreno, asistentes para el ascenso y descenso de pendientes, y ABS off road, que acorta las distancias de frenado sobre pisos de poco agarre.

El eje delantero tiene un esquema de suspensión de doble brazo oscilante (como en sus rivales, para brindar el mayor confort de marcha posible). Atrás, el conjunto eje rígido-elásticos Heavy-Duty permite una capacidad de carga de 1147 kilogramos, la mayor del segmento. Los ángulos de ataque y salida son de 28° y 23,6°, respectivamente.

Precios y garantías

En materia de precios, la Toyota Hilux SRV con caja manual cuesta 158.800 pesos, y la versión automática asciende a 171.500. La gama arranca, de todas formas, en los 93.500 pesos que vale la Hilux 2.5 DX 4x2 cabina simple.

Tanto la Nissan Frontier LE como la Volkwagen Amarok todavía no tienen precio. Si bien fueron presentadas a la prensa, no ha comenzado su comercialización en los canales de venta de cada marca. La garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros para los tres productos. Esto no es casual. Hoy, la garantía es un detalle muy importante para decidir una compra.

La Toyota Hilux sigue reinando, pero estas nuevas rivales se suman a una competencia por una porción de mercado que crece aquí y en el resto del mundo.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.