Los autos clásicos y la solidaridad