Los clásicos brillaron en el norte argentino

Se disputó la carrera de las 500 Millas de Salta
(0)
28 de octubre de 2000  

Si al refinado bouquet de los automóviles clásicos se le suma el marco de los paisajes de exótica belleza del norte argentino, una competencia puede deparar momentos incomparables.

Ese fue el clima, entre el deporte y el esparcimiento, que predominó en la primera realización de las 500 Millas de Salta, una carrera para automóviles clásicos (sport, gran turismo, turismo y sedán histórico), certificada por la Federación Internacional de Autos de Colección (FIVA), que se efectuó entre el 12 y el 15 del actual, organizada por el Buenos Aires Auto Sport con el patrocinio de la Secretaría de Turismo de Salta.

Durante cuatro jornadas, los 40 participantes (de Buenos Aires, Salta, Córdoba, Tucumán e, incluso, un equipo de Perú) cubrieron 925 kilómetros desde la plaza mayor de Salta (rampa de largada) hasta la finalización con una prueba de resistencia en el autódromo de la capital salteña.

Antes, la primera etapa llevó a los competidores desde Cabra Corral (donde se estableció el parque cerrado) hasta Cafayate y Ruinas de Quilmes para, luego, regresar a Cabra Corral. Mientras que el segundo tramo desandó el pintoresco y exigente camino de cornisa hacia Dique La Ciénaga (Jujuy) para volver al epicentro de la concentración en Cabra Corral.

Entre los participantes se contaron algunos reconocidos especialistas en este tipo de pruebas. Uno de ellos, César Sorkin, navegado por su hijo Juan Pablo, se impuso finalmente al comando de un Alfa Romeo Giulia Ti de 1964. El podio lo completaron Martín Sucari-José Celada (Ferrari 365 GTc 1962) y Claudio Bulbarela-Lisandro Pizzia (Porsche 911 Targa 1970).

Además de estos exquisitos automóviles, también se presentaron otras joyas: Ford Thunderbird 1956, Jaguar XK 150R 1960, Jaguar E Type 1966, Triumph TR3 1960, y hasta un autóctono Torino 380 de 1967, entre otros. Los más antiguos fueron un Nash 1932 y un Delahaye 135 modelo 1925.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.