Los demás también deben pasar

Gabriel Tomich
(0)
28 de junio de 2014  

Humedad y aire frío, dos condiciones climáticas responsables de producir condensación a baja altura. Más conocida como niebla, es una de las peores situaciones que podemos encontrar al conducir por la falta de visibilidad.

Para combatirla, muchos vehículos cuentan con luces específicas, a baja altura, para mejorar la visibilidad. Sin embargo, vaya a saber uno por qué causa, no son pocos los conductores que las llevan encendidas aunque la visibilidad sea impecable. Un mal hábito, sin duda, pero no el peor que tenemos los conductores argentinos.

Hay otros más peligrosos. Hemos olvidado de respetar los derechos de paso, que son esenciales en cruces donde no existen semáforos. Menos mal que aquí no hay tantas rotondas como en Europa. Si fuese así estaríamos en problemas. En una rotonda, el derecho de paso lo tiene el vehículo que está dentro de ella, mientras que el que llega debe frenar y esperar.

En nuestro país es todo lo contrario. El que llega se lanza dentro de la rotonda sin miramientos con el consiguiente riesgo de colisión, que muchas veces no se produce sólo porque el conductor que realmente tiene el derecho al paso lo cede al que no le corresponde. El problema es que estas conductas se van aceptando y adoptando como legítimas.

En el mismo sentido podemos incluir los cruces en calles comunes. Parece haber quedado olvidado en el tiempo que el derecho de paso le corresponde al vehículo que llega a la intersección por la derecha.

Aquí hay otro hábito poco positivo: circular sólo con las luces reglamentarias. De noche, las luces bajas y las de cruce (la guiñada) son muy oportunas para advertir a los conductores que vienen por la calle transversal que estamos llegando al cruce. No son pocas las veces, en arterias poco iluminadas de los barrios, que nos topemos de pronto con un vehículo fantasmagórico en la oscuridad.

El punto es que nos vamos contagiando varios de estos malos hábitos, que sólo producen más caos en nuestro tránsito y mayor riesgo de accidentes viales. Los demás también tienen derecho a pasar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.