Nace otro mito con el cavallino como insignia