Nissan Frontier: guerrero oriental

La nueva Nissan Frontier muestra un diseño exterior que rompe con los moldes del segmento de las pickups y un moderno y poderoso motor TD de 132 caballos
(0)
2 de mayo de 2003  

Con la Frontier, Nissan abre una nueva etapa en la Argentina, luego de su unión con Renault.

Esta pickup, que se produce en Curitiba (Brasil), se ofrece sólo con carrocería doble cabina y en versiones 4x2 y 4x4.

La originalidad del diseño tecnofuturista, que rompe con todo lo conocido hasta el momento, es una de las principales características. Es un vehículo llamativo por donde se lo mire con un aspecto duro y musculoso.

El notable motor de 132 caballos (con un consumo más que aceptable) entrega una buena aceleración y una provechosa elasticidad.

El primer movimiento es algo pesado (debe arrastrar 1940 kg de peso), pero luego sobresale por sus rápidas respuestas entregando dinamismo.

El comportamiento off-road es notable. La buena altura al piso y el recorrido de las suspensiones aportan lo mejor para afrontar condiciones extremas. En nuestras pruebas se destacó en el circuito trialero, y no tuvo inconvenientes para trepar y bajar por los médanos, donde es sobresaliente el trabajo de freno motor.

El equipamiento es completo. En el sector de la seguridad se destacan los airbags delanteros y los frenos con el sistema ABS en las cuatro ruedas de serie.

Como un sedan

En el apartado del confort, los ingenieros japoneses se han esmerado para que el interior se asemeje a un auto familiar. El diseño del tablero es también futurista con inserciones símil metal combinado con colores grises.

Está equipado con cierre centralizado con comando a distancia, levantavidrios eléctricos, aire acondicionado, regulación eléctrica de los retrovisores, muchos portaobjetos de distintas dimensiones y capacidades, y un muy buen equipo de radio AM/FM con CD player.

La gama de precios arranca con la versión XE 4x2 a US$ 17.437, y culmina con la SE Full 4x4 (con la que realizamos el test) a 23.500 dólares.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.