Nuevo Accord: supera las expectativas