Por un manejo responsable

Por Ernesto Arriaga
(0)
18 de diciembre de 2009  

En los últimos 365 días se implementaron controles de prevención de accidentes de tránsito por parte de instituciones ligadas al quehacer vial, de Gendarmería Nacional y de las policías provinciales, coordinadas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y difundidas con el apoyo de Vialidad Nacional.

Si tenemos que evaluar rápidamente si el control reduce en forma automática los accidentes mortales o con heridos graves, podemos afirmar que éstos disminuyen la siniestralidad en un 30% en autopistas, avenidas y rutas.

Estas revisiones se realizan en los aproximadamente 600.000 kilómetros que tiene la Red Vial de Caminos (rutas nacionales, provinciales y municipales) en la República Argentina.

Es una realidad que más del 60% de los autos particulares, en autopista y rutas turísticas, violan la velocidad máxima permitida. Pero la ANSV comprobó que cuando se generan controles, automáticamente cambian las conductas de los responsables al volante.

No obstante, cada ciudadano como conductor o peatón debe ser lo suficientemente responsable para pensar que este verano se realizarán múltiples operativos en todo el país, pero si cada uno de nosotros no respeta las leyes de tránsito el control será inútil, como reparar baches aislados, y no para propiciar un viaje seguro.

La seguridad vial ahora es una política de Estado, pero los principales partícipes somos nosotros.

Por eso, lo mejor es que llevemos a la práctica una conducción responsable.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.