Potencia y confort en todoterreno

Aunque mantiene el nombre, se trata de una pickup absolutamente nueva. Tiene motor turbodiésel 2.5 de 172 CV y excelente nivel de equipamiento. Competirá cara a cara con la Toyota Hilux y la VW Amarok
Gabriel Tomich
(0)
18 de diciembre de 2009  

PUERTO MADRYN.- Península Valdés es Patrimonio de la Humanidad. Como otras increíbles regiones de nuestro país, este retazo de tierra unido al continente por el istmo Ameghino ostenta algunas perlas naturales de la Argentina. Desde el clásico avistamiento de ballenas en Puerto Pirámides (una experiencia imperdible), pasando por las pingüineras de Estancia San Lorenzo o la vista de los perezosos elefantes marinos de Punta Delgada, la naturaleza ha sido generosa con esta zona.

Salvo la ruta asfaltada desde Puerto Madryn, principal centro urbano de la región, hasta Puerto Pirámides, el resto de los caminos, que permiten llegar a la costa y a los 36 establecimientos agrícolas de la península (la cría de ovejas merino es la principal actividad), son de ripio, por lo que constituyeron un terreno muy apropiado para probar la nueva pickup Nissan Frontier.

Conviene aclarar desde el principio que esta Frontier, salvo el nombre, es un modelo íntegramente nuevo. Tanto como las expectativas de la empresa en el nivel local.

"La llegada de esta nueva Frontier es un renacimiento de la marca en la Argentina. Porque es un modelo de volumen y no para generar imagen", destacó Carlos Sucasas, director general de Nissan, en la presentación formal del producto en esta ciudad el jueves de la semana última. Es más, la apuesta es alta: "Con este y otros modelos que lanzaremos en los próximos dos años esperamos tener entre 4 y 5 puntos del mercado en 2012", agregó.

La experiencia de Nissan en materia de pickups no es reciente. Por el contrario, la marca ya fabricaba utilitarios antes de la Segunda Guerra Mundial, y continuó con varios hitos, como la pickup Datsun 1969 (capaz de cargar 500 kg); la cabina y media de los 70, y la primera pickup mediana, la Datsun 1980.

La primera generación Frontier es de 1998, y dejó paso al profundo restyling, que estuvo vigente desde 2002 hasta 2007.

Como se dijo, la flamante Frontier es íntegramente nueva. Está construida en Tailandia (por ahora, único proveedor de esta pickup para todo el mundo) sobre la plataforma de Nissan Alfa, que sirve de base también para otros modelos de SUV y pickups de la marca, como Pathfinder, Titan, Armada y el X-Terra norteamericano.

Esta plataforma le permite tener una longitud de 5230 mm por 1850 de ancho y 1775 de alto, con una amplia distancia entre ejes de 3200 mm. La primera consecuencia favorable de estas dimensiones es la generosa habitabilidad de la cabina. El asiento trasero proporciona un amplio espacio para las piernas, más que suficiente incluso para personas de más de 1,80 metros. El respaldo es un tanto recto, pero esto no quita comodidad para realizar viajes largos.

Esa comodidad dentro de la cabina se vio realzada por el impecable confort de marcha que la pickup mostró a pleno en los ásperos caminos de ripio patagónicos. Este mérito, al que se debe sumar el excelente comportamiento dinámico (firme y sin rebotes), se debe al flamante conjunto de suspensiones, que utiliza el mismo tren delantero del último SUV Pathfinder (tipo doble brazo oscilante, resortes helicoidales y barra estabilizadora) y un clásico conjunto de tren trasero con eje rígido y elásticos, preparado obviamente para soportar hasta una tonelada, pero que en la práctica absorbe muy bien las imperfecciones del terreno.

El compacto conjunto mecánico de la nueva Nissan Frontier incluye también el flamante motor YD25, que tiene una potencia de 172 CV a 4000 rpm, con un torque, muy generoso y que facilita la práctica del off-road, de 403 Nm (41 kgm) a 2000 vueltas (parecido al de motores similares de 3 litros de cilindrada).

Se trata de un moderno propulsor diésel de 2.5 litros de cilindrada, 4 cilindros, 16 válvulas y sistema common-rail con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Otra novedad importante en la nueva Frontier: la transmisión incluye una caja de velocidades de 6 marchas (de selectora precisa y muy suave), que permite lucir la elasticidad del motor. En tercera, por ejemplo, se puede circular por una ciudad sin mayores cambios de marchas. El conjunto motor-caja también favorece el bajo consumo (y la consiguiente autonomía) que la Frontier exhibió durante los dos días de prueba en Península Valdés. Cabe acotar que la gama incluye una no menos moderna caja de velocidades automática de 5 marchas.

El excelente andar en el ripio no sólo es responsabilidad de las suspensiones. También es vital el aporte del sistema Shift-on-the-Fly 4x4 de control electrónico de la nueva Frontier. Los modos de marcha (2WD, simple; 4H, alta, y 4L, baja) son fácilmente seleccionables con un dial en el tablero. El sistema permite, además, conectar la 4x4 alta (4H) circulando hasta a 100 km/h, lo que es estupendo en circunstancias imprevistas de piso mojado, ripio, tierra suelta y superficies resbaladizas.

El diferencial trasero, además, es del tipo de desplazamiento limitado (LSD), es decir, el clásico eje posterior con autoblocante mecánico, lo más eficiente en este tipo de modelos para proporcionar agarre y tracción.

Estas dos cualidades y el magnífico torque del motor se hacen evidentes en el manejo puro off-road. La Nissan sorteó sin dificultades, en primera y baja, sin presionar nunca el acelerador, ni mucho menos el embrague, la prueba en un circuito trialero con bajada, subidas, planos inclinados laterales y profundos pozos para provocar el conocido efecto de cruce de ejes . Todo muy efectivo y seguro. Igual que los frenos con ABS y EBD.

Todavía no hay precio para esta Nissan Frontier, pero la marca la ha posicionado en la parte alta del segmento de las pickups medianas. Esto quiere decir que habrá una única versión con equipamiento LE y tracción 4x4, a la que se le podrán agregar numerosos accesorios (estribos, barra protectora de cabina, etcétera).

De serie, el equipamiento incluye volante deportivo (con los comandos del cruise-control), asientos tapizados en cuero, un excelente equipo de audio con cargador frontal de 6 CD, reproductor de MP3 y entrada auxiliar con excelente sonido, que se beneficia, además, de la muy buena insonorización de la cabina y el bajo nivel de ruido del motor. También incorpora un completo pack eléctrico, airbags frontales y numerosos portaobjetos. "Es una pickup rutera. Para viajar cómodos por cualquier tipo de caminos", sentenció Juan Deveril, gerente de Marketing de Nissan.

Es una definición concreta y cabal de esta nueva Nissan Frontier. Un jugador con buenas cartas para ganar varias manos en un segmento en crecimiento y que, con la llegada de la VW Amarok mediante y la vigencia de la Toyota Hilux, promete.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.