Rendimiento a bajo costo

Fiat lanzó al mercado local un nuevo Siena con motor Fire equipado con equipo de GNC
Jorge Pandini
(0)
8 de diciembre de 2001  

En tiempos en los que cada centavo cuenta, Fiat actualiza su oferta de vehículos de serie equipados con GNC. Tal como lo hizo con el Duna, ahora es el turno del nuevo Siena dotado con el moderno motor Fire de 1.3 litro de cilindrada y 16 válvulas.

A diferencia de los vehículos a los que cada dueño equipa con el sistema de GNC, el Siena ofrece la ventaja de estar preparado en fábrica, lo que le permite disponer de la garantía oficial de la marca.

Para la carga de gas, el vehículo dispone de dos cilindros que, en conjunto, tienen una capacidad de 12,5 metros cúbicos. Están correctamente instalados en el baúl y cubiertos por una alfombra, lo que le otorga una terminación estética adecuada.

Para la carga, no es necesario levantar el capot, ya que dispone de la válvula correspondiente junto a la boca del tanque de nafta.

Otra de las ventajas consiste en disponer de la tecla de conmutación entre uno y otro combustible instalada en el tablero de mandos.

Mientras que el indicador del tanque de combustible es similar al del modelo naftero (con aguja), para conocer la cantidad de GNC tiene un indicador digital junto al odómetro que marca entre 0 100 por ciento. Haberlo conducido tanto en ciudad como en ruta permite comprobar que el eficiente motor Fire mantiene sus características de elasticidad con ambos combustibles.

Especialmente adaptado El gerente de Asistencia Técnica de Fiat Auto Argentina, José Pedratti, explicó que las unidades equipadas con GNC fueron adaptadas para que el peso adicional de los tanques no cambie el comportamiento del vehículo. Con ese objetivo trabajaron en la suspensión trasera y en la estructura para la fijación del sistema.

Además, el auto ya está preparado para fijar la tubería sin necesidad de efectuar perforaciones en la chapa una vez que el auto fue sometido a los procesos de anticorroción y pintura.

Repecto de la eficiencia si se comparan ambos combustibles, con el uso del GNC -según informó Pedratti- el motor pierde entre un 5 y un 7 % de potencia. El auto está programado para arrancar siempre con nafta. Si el usuario eligió circular con GNC, cuando el motor alcanza la temperatura adecuada pasa automáticamente, siempre a 2000 rpm y en desaceleración, para evitar tironeos.

Al precio del modelo elegido, que varía según equipamiento (el base cuesta casi 13.000), hay que sumarle 1500 pesos del equipo de GNC.

Respecto de su comportamiento, el auto es dócil. Tiene buenas cifras de aceleración y de velocidad final.

El interior es cómodo. La unidad que manejamos estaba equipada con aire acondicionado, levantacristales eléctricos, CD player, doble airbag y sistema Code en la llave de arranque, entre otras cosas, con lo que el valor rondaba los 17.000 pesos.

Sin embargo, tiene faltantes importantes. Carece de apoyacabezas traseros y los cinturones de seguridad posteriores no son inerciales.

En conclusión, el Siena Fire GNC es una buena propuesta de buen rendimiento y bajo consumo.

Prueba Siena GNC

Presentación mundial: marzo de 2001

Presentación en la Argentina: diciembre de 2001

Lugar de producción: Córdoba

Fabricante: Fiat Auto Argentina, 0800-777-8000

Precio: US$ 14.500

Garantía: 1 año sin límite de kilometraje

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.