Un nuevo concepto en motores

La firma sueca Saab está desarrollando un impulsor de compresión variable de bajas emisiones.
La firma sueca Saab está desarrollando un impulsor de compresión variable de bajas emisiones.
(0)
25 de marzo de 2000  

La empresa sueca Saab está en las instancias finales del desarrollo de un nuevo motor de alta performance con bajo consumo y bajas emisiones.

Se trata del denominado Saab Variable Compression (SVC), que es un nuevo concepto por el que, según el informe de la empresa, la combinación de la baja cilindrada, la alta presión de la sobrealimentación y un sistema que varía la relación de compresión permite que el impulsor utilice la energía del combustible de forma más eficaz que los motores convencionales, lo que ofrece un nuevo alcance para combinar alta performance reduciendo el consumo en un 30 por ciento.

De esta forma, las emisiones de dióxido de carbono se reducen proporcionalmente al consumo de combustible, lo que le permite adaptarse a los futuros requerimientos legales.

El sistema SVC, aplicado a un motor de 5 cilindros y 1.6 litro, es tan eficaz bajo condiciones normales como uno de 1.6 litro convencional, pero tiene la capacidad de desarrollar la potencia de un motor de 3 litros cuando las necesidades lo requieren, llegando a entregar una potencia de 225 CV y un torque de 31,10 kgm.

La característica distintiva del motor SVC es que posee una relación de compresión que tiene la característica de ajustarse continuamente al valor óptimo para las condiciones de uso, es decir, que va variando según el auto se desempeñe en el tráfico de ciudad, en autopistas a velocidad constante o en ruta a alta velocidad.

De acuerdo con la reseña de los ingenieros suecos, el motor SVC presenta una parte superior que comprende una tapa con cilindros integrados, conocida como monotapa, y una inferior que contiene el block, cigüeñal y pistones. La relación de compresión varía ajustando, hasta un ángulo máximo de 4º, la inclinación de la parte superior con relación a la inferior.

Esto altera el volumen de la cámara de combustión con el pistón en punto muerto superior, lo que también varía la relación de compresión.

La combinación de la baja cilindrada del motor, la alta presión de la sobrealimentación y la relación de compresión variable permite que el concepto SVC sea utilizado para desarrollar motores con un torque específico de 20,3 kgm/litro y una potencia de 150 CV/litro.

La relación de compresión variable otorga al motor flexibilidad para el uso de distintos combustibles. Por lo tanto, el motor funcionará siempre de acuerdo con la relación de compresión que mejor se adapte al combustible que se está utilizando.

El motor SVC puede funcionar con un óptimo índice de compresión de 14:1 a baja carga y así mejorar el uso de la energía del combustible para un rendimiento superior. La relación de compresión puede entonces ser reducida a 8:1 a alta carga para permitir el aumento de la performance sin que se produzcan detonaciones.

El objetivo en la tarea de desarrollo del concepto SVC fue retener la máxima cantidad posible de componentes de un motor convencional. El cigüeñal, bielas, pistones y válvulas son del mismo tipo que las de los motores actuales. Lo que distingue al motor SVC es la forma en que está dividido en partes superiores e inferiores. En comparación con un motor convencional, la unión entre ambos sectores está 20 centímetros más abajo.

Sistema de cálculo

La monotapa puede inclinarse hasta 4 grados. La óptima relación de compresión es calculada por el sistema Saab Trionic sobre la base de las revoluciones del motor, la carga y la calidad del combustible.

Un importante beneficio del concepto SVC es que la compresión variable puede ser lograda sin la necesidad de modificar el diseño de la cámara de combustión de 4 válvulas.

Puesto que la monotapa se presenta como una unidad, ha sido posible diseñar las cámaras de agua más apropiadamente. Esto es también esencial para sobrecargar suficientemente el motor y lograr la performance requerida.

El compresor mecánico utilizado para la sobrealimentación es ajustado y desajustado por el sistema de motor Saab Trionic. El compresor está equipado con un intercooler y desarrolla una presión máxima de 2.8 bar, que es más alta que la del actual sistema turbocargado de Saab.

Según lo explicado por los diseñadores de motores de Saab, se optó por utilizar un compresor en vez de un turbocompresor para el motor SVC porque ninguno de los turbocompresores disponibles en el mercado actualmente podría ser capaz de desarrollar la máxima presión y otorgar una rápida respuesta.

El concepto SVC y el motor de 5 cilindros de 1.6 litro representan un paso adelante en el desarrollo del motor Otto y proveen una nueva plataforma para futuros desarrollos en materia de motores. El hecho de que la relación de compresión puede ahora ser controlada da lugar a nuevas oportunidades de dominar en forma más precisa el trabajo del motor y mejorar su rendimiento.

El motor SVC representa un paso decisivo en las tareas de desarrollo que apuntan a combinar los beneficios del motor Otto y los del motor diesel. La inyección directa será utilizada tanto en el motor Otto como en el diesel, mientras que este último poseerá más componentes electrónicos. La compresión variable ha sido hasta el momento el vínculo restante entre ambos.

El concepto SVC hubiera sido imposible de desarrollar sin un avanzado sistema de manejo de motor. El sistema de manejo de motor para el SVC es una versión especial del Trionic, sistema desarrollado por Saab y utilizado en motores turbocargados desde 1991.

El motor SCV de 5 cilindros de 1.6 litro está en etapa de prototipo, por lo que todavía se están desarrollando trabajos de ajuste antes de que este nuevo impulsor pase a producción en serie.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.