Náutica. Un par de fondeos mejoran la seguridad