Un superdeportivo para hacer fluir la adrenalina