Una preparación a conciencia

Para no tener inconvenientes en la ruta es preferible tomar todas las previsiones
(0)
15 de diciembre de 2001  

Es importante preparar y revisar a fondo y a conciencia el automóvil para afrontar los viajes, generalmente más largos y en los que se pueden encontrar condiciones adversas.

Neumáticos: deben tener suficiente profundidad de dibujo para evacuar con facilidad el agua. Las normas de tránsito obligan a llevar, por lo menos dos auxilios y cadenas para las zonas de nieve, donde se recomienda bajar un 25% la presión de los mismos al igual que en los caminos de arena o barro.

Frenos: controlar pastillas, discos, cintas y posibles pérdidas de líquido de freno. El precio del litro de este fluido, es de entre $ 4 y 6, según la marca.

Parabrisas: revisar el estado de las escobillas limpiaparabrisas (las de primera marcas cuestan entre $ 5 y 7, cada una) y el funcionamiento de la luneta térmica, indispensables en zonas de nieve o neblina. En lugares de bajas temperaturas se puede formar hielo en el parabrisas, por lo que se recomienda usar los productos especiales para tal fin; el alcohol es una buena alternativa. En zona de ripio, usar la malla protectora (tienen un precio de entre $ 15 y 20, y vienen listas para colocar).

Batería: revisar el nivel del líquido y recubrir los bornes con grasa liviana para evitar que se sulfaten; es uno de los elementos que más sufre bajo condiciones de humedad y frío-calor. Las principales marcas de baterías ofrecen controles en forma gratuita. El precio de una batería para auto 12v60A está entre $ 35 y 70, y una para camionetas o utilitarios de 12v110A oscila entre 70 y 130 pesos.

Bujías y cables: es siempre recomendable hacer un testeo del estado de las bujías (en las casas de electricidad los hacen en forma gratuita); para las zonas de baja temperatura se recomiendan los cables grafitados y las bujías más calientes (el precio es de $ 2,50 a 6, cada una, y de 6 a 10 el juego de cables).

Filtros: revisar todos los filtros, sobre todo el de aire (entre $ 5 y 10, según la medida que requiere cada vehículo) deben estar en perfectas condiciones y limpios; en los automóviles diesel se deben revisar los inyectores.

Anticongelante-refrigerante: son productos fundamentales en las zonas de baja o alta temperatura, respectivamente. En zonas de montaña, las temperaturas oscilan entre bajo cero, por la noche, a más de 25 grados en el día. Hay que verificar el buen estado del radiador (una limpieza a fondo cuesta entre $ 30 y 35) y agregar estos líquidos según los porcentajes indicados por los fabricantes (el precio es de alrededor de 7 pesos por litro).

Luces: revisar el buen funcionamiento de las luces alta, baja, direccionales, posición y baliza. Se recomienda limpiarlas en forma permanente durante el viaje en zonas de arena, tierra y nieve; en ripio, resguardarlas con mallas de alambre protectoras o cruzar los cristales con tela adhesiva. Para los que les gusta o deban viajar de noche, es conveniente alinear los faros antes de salir a la ruta para lograr una iluminación homogénea, sin sombras, que producen fatiga y que no molesten a los conductores que vienen de frente.

Recordar que: la ley de tránsito obliga a llevar los siguientes elementos: balizas; el precio del par es de $ 5. En caso de necesitarlas, se deben colocar a una distancia prudencial del automóvil, la primera entre 150 y 200 metros, y la segunda a mitad del recorrido entre la primera y el automóvil. Si debe detenerse a la salida de una curva trate de colocar la primera en algún lugar visible a la entrada de la curva y la segunda a unos 50 metros del vehículo estacionado. Trate, por todos los medios, de frenar el auto fuera del camino (si es posible, hasta fuera de la banquina) y de colocar las balizas en lugares visibles, pero que no molesten ni sorprendan a los otros conductores. Cuarta: las metálicas, de buena calidad, con resortes de amortiguación, cuestan alrededor de 10 pesos. Ahora también se puede utilizar las denominadas lingas de fibras plásticas, con un precio aproximado a los 9 pesos. Matafuego: de polvo químico, cuesta $ 23; la ley obliga a tenerlo a mano ; nunca lo guarde en el baúl, por ejemplo, y asegúrese de que esté cargado y que conserve su presión. Botiquín de primeros auxilios: los que vienen provistos con materiales de buena calidad se pueden conseguir desde 9 pesos.

Otros elementos útiles para llevar en el auto: bidón, de plástico, para agua o combustible de 10 litros, $ 7. Herramientas: un juego para auto, de buena calidad, compuesta por dos llaves fijas, una pinza, dos destornilladores, una llave francesa, un martillo y una tenaza, cuesta 15. Cables de puente para baterías: con terminales tipo pinza recubiertas de plástico, 8. Parasol: el par, 12. Portaequipajes: de caño reforzado, recubierto en plástico, desde 16. Linterna: de dos elementos, desde 2,50. Juego de correas de ventilador: hay que revisarlas antes de salir a la ruta, porque de ellas depende la vida del motor. Se debe tener en cuenta que tienen una duración aproximada de 15.000 kilómetros. Cuestan entre $ 4 y 10, según la medida. Es recomendable llevar estas correas de repuesto, son muy fáciles de cambiar o, en todo caso, los auxilios que recorren las rutas, las cambian en minutos, y en forma gratuita.

Los precios son al público, con IVA incluido.

Fuentes consultadas: Lubriservice Villa Adelina , Avenida de Mayo 570, Villa Adelina, (011) 4763-0038. Mundial Encendidos , Warnes 912, 4854-0908. ABC Accesorios , Avda. Dorrego 185, 4855-5606. New Millenium , Warnes 1250, 4585-2613. Roda Neumáticos , Warnes 1464, 4582-8676.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.