El ingenio detrás de la ecológica microhibridación

Esta tecnología permite reducir el consumo hasta en un 15%
Gabriel Tomich
(0)
27 de abril de 2019  

Las exigentes normas antipolución de Europa y Estados Unidos ha puesto a prueba el talento de los ingenieros desde hace ya más de dos décadas para cumplirlas. ?Así surgieron los vehículos híbridos (combinan un motor convencional y otro eléctrico) y los E.V. (100% eléctricos con baterías recargables o celdas de combustible a hidrógeno). En Europa también entran en la categoría "Eco" unidades con GNC (Gas Natural Comprimido) y GNL (Gas Natural Licuado). Sin embargo, hay más. Menos conocida, pero muy eficaz en términos de costo y eficiencia es la microhibridación. ¿De qué se trata? Todos los vehículos tienen un sistema eléctrico de 12 voltios para alimentar las luces, ponerlo en marcha, etcétera. A esto, los microhíbridos le agregan un circuito de 48 voltios conectado a una batería pequeña y a un motor eléctrico. Es decir, es un híbrido en miniatura. ¿Ventajas? Impulso extra para comenzar la marcha, recuperación de energía en frenadas y desaceleraciones, y hasta desacoplar la transmisión del motor de combustión para moverse con la inercia en caminos llanos (como gran parte de los nuestros). Incluso, este sistema puede servir para desacoplar otros periféricos del propulsor fósil. Todo esto reduce hasta un 15% el consumo de combustible sin mayor aumento del peso ni la reducción de espacio que provocan las baterías de los híbridos.

Lejos de estar en pañales, este tipo de tecnología ya la utilizan marcas como Audi (tecnología Mild Hybrid en los A6, A7, A8, Q7 y Q8), Mercedes-Benz (EQ Boost, en las clases C, E, S, CLS y AMG GT) y Suzuki (que llama SHVS y es aún más simple que la anterior, en el Baleno, Swift e Ignis). En suma, el ingenio todavía le puede otorgar una larga vida a las mecánicas basadas en motores de combustión interna.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.