El mercado automotor espera la reactivación

Con ventas que desde hace casi un año se encuentran estancadas, desde todos los sectores se impulsan medidas para recuperarlas; cuáles son los modelos más accesibles
Diego Cúneo
(0)
8 de junio de 2019  

El sector quiere recuperarse
El sector quiere recuperarse

De la euforia a la preocupación y de la preocupación al desconsuelo. Ese puede ser un buen resumen de los últimos 17 meses del mercado automotor argentino. Es que cuando se analizan los números es desconcertante ver cómo en tan poco tiempo se pudo pasar de una panorama que prometía un récord histórico de ventas, a una mercado prácticamente estancado.

Entre enero y mayo de 2018 se comercializaron 436.356 vehículos y la industria festejaba lo que estimaban iba a ser el año con mayores ventas de la historia con más de un millón de unidades. Pero de aquellos cinco meses fantásticos, en junio se encendieron las primeras alarmas y entre julio y diciembre a se produjo una caída estrepitosa que amesetaron el mercado. Sin embargo, y gracias a esos cinco meses, el 2018 finalizó con 803.048 unidades entregadas y fue el quinto mejor de la historia, detrás de 2011, 2012, 2013 (el mejor de todos con 957.771 vehículos) y 2017.

Hoy ese estancamiento continúa. Y lo sienten tanto las terminales como los concesionarios. Van algunas comparaciones: en enero de 2018 se habían vendido 120.558 unidades mientras que en el mismo mes de este año se entregaron 60.108 vehículos (hay que tener en cuenta que enero es tradicionalmente el de mayores patentamientos debido a que muchos optan por postergar la matriculación de los vehículos comprados en diciembre para que aparezcan como modelos del año posterior). Lo mismo sucedió en febrero (69.609 contra 40.116), marzo (de 85.388 a 39.116), abril (bajó de 77.601 a 37.321) y mayo (83.200 vs. 36.610). Así, la variación en estos primeros cinco meses es un 56% menor (de 436.356 a 213.271 vehículos) que aquellos meses fantásticos de 2018.

El Renault Kwid
El Renault Kwid

¿A qué obedeció está caída? Hay varias razones y todas relacionadas con la coyuntura económica. Por un lado, la devaluación de más de un ciento por ciento que sufrió el peso respecto del dólar y que llevó a un reacomodamiento hacia arriba de los precios. Por el otro, a la enorme pérdida del poder adquisitivo provocada por una inflación imparable y salarios que quedaron lejos de acompañar esa espiral inflacionaria, y que obligaron a la mayor parte de las familias a ajustar sus presupuestos y postergar la compra de bienes. Y, finalmente, por la incertidumbre política y económica de este año electoral, que hace que la gente busque otras alternativas de inversión para sus ahorros (por ejemplo, la compra de moneda extranjera) y decida esperar antes de hacer una gran erogación de capital.

Buscando soluciones

A tal punto llegó esta crisis del sector, que el miércoles último el Gobierno nacional lanzó el plan Junio 0km por el cual busca incentivar la compra de automóviles y reactivar un mercado estancado.

El plan, que estará vigente hasta el 30 del actual, ofrece descuentos de hasta $90.000 sólo para automóviles (no se incluyen pickups ni utilitarios) comprados al contado o mediante financiación (no aplica para los planes de ahorro) y cuyos valores lleguen a los $2.000.000; además, se acordó congelar los precios durante este mes.

El Chevrolet Onix
El Chevrolet Onix

La aplicación del plan es la siguiente: para vehículos con un precio final al público (el valor de lista más gastos e impuestos) de $750.000, se aplicará una bonificación de $50.000 ($30.000 lo aplica la terminal y el resto la absorbe el Gobierno mediante el denominado Aporte No Reembolsable, ANR), mientras que los modelos que lleguen a los $2.000.000 el beneficio será de $90.000 ($50.000 por parte de la automotriz y $40.000 del ANR). Además, este plan de incentivos se puede sumar a las promociones y beneficios que puedan ofrecer las concesionarias. Y en cuanto a los modelos, queda a criterio de cada empresa determinar cuáles serán alcanzados.

Más allá de la reactivación de mercado, el plan busca generar además una suba en la recaudación fiscal, ya que, como dicen en las concesionarias, "los autos no vendidos no pagan impuestos". Por eso, desde el Ministerio de Producción se entusiasman y esperan se alcancen más de 20.000 y 40.000 unidades este mes.

Qué se puede comprar

En este contexto, fuentes de la industria aseguran que si se dispone del dinero en efectivo este "es un gran momento" para comprar vehículos nuevos a precios muy convenientes. Pero claro, que no es tan fácil llegar al auto propio: hoy, y según un informe de la Universidad Católica Argentina, se necesitan cerca de 26 sueldos mínimos para acceder al coche más económico del mercado.

Ahora bien, ¿cuáles son los autos más accesibles del mercado hoy en la Argentina? Veamos algunos. Basándonos en los precios de lista oficial suministrados por las distintas fábricas y sin tener en cuenta descuentos de concesionarios, incentivos del Estado y demás, el más accesible es el Renault Kwid Life, con un valor de $483.600 (se informó que se le aplica un descuento de $80.000 para quedar en $403.600). El entrada de gama del rombo cuenta con un impulsor naftero 1.0 L de 66 CV y caja manual de cinco marchas.

El Nissan March Active con un precio de $486.000 (con el descuento llega a $436.000) se ubica en el segundo lugar. El pequeño de la marca japonesa tiene un propulsor a nafta 1.6 L de 107 CV anexado a una transmisión manual de 5 cambios. Tercero en este ránking de económicos se encuentra el Chery Light Security, que se ofrece a $508.300. El citycar chino cuenta con motor a nafta 1.0 L de 3 cilindros y 68 CV y caja manual de 5 marchas.

El Nissan March
El Nissan March

Con un valor de $524.600 (hay que descontarle $80.000), el Renault Sandero II Expression se encuentra en el cuarto puesto. Cuenta con un motor naftero 1.6 L de 8 válvulas que entrega 85 CV y caja manual de 5 velocidades.

Otro citycar, el Fiat Mobi, está en el quinto puesto con su versión Easy a un precio de $531.600 (hay que descontarle $50.000). Viene con el motor Fire 1.0 L de cuatro cilindros y 8 válvulas de 70 CV y caja manual de 5 velocidades.

La versión hatchback del Toyota Etios (la X) está sexta en esta comparativa con un valor de $551.100 (baja a $501.100). Ofrece un propulsor naftero 1.5 L de 4 cilindros y 103 CV, es uno de los pocos en contar con caja manual de 6 cambios.

El Volkswagen up! en su versión Take se ofrece a $593.650 (esta no tiene descuentos). Tiene el propulsor naftero MPI 1.0 L de 3 cilindros y 75 CV y caja manual de 5 marchas.

El auto más vendido de los últimos meses, el Chevrolet Onix LT está en el octavo lugar entre los más accesibles con un costo de $597.900 (con los descuentos queda en $481.900). Está equipado con un motor naftero 1.4 L de 8 válvulas que genera 98 CV y transmisión manual de 5 cambios.

Cerrando este listado encontramos al Volkswagen Gol Trend que sale de fábrica con un valor de $667.800 (hay que aplicar un descuento de $148.500), que tiene un motor 1.6 L de 101 CV y caja manual de 5 velocidades.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.