El Porsche 911 Turbo S sigue fiel a su rica y exitosa historia

El nuevo Porsche 911 Turbo S viene en versiones coupé y cabrio
El nuevo Porsche 911 Turbo S viene en versiones coupé y cabrio
La versión 2020 del deportivo es la más extrema de las fabricadas por la marca de Stuttgart
(0)
9 de mayo de 2020  

El virtual Salón de Ginebra fue el escenario elegido por la alemana Porsche para presentar la versión más extrema de su deportivo más famoso, el 911Turbo S. En opciones cabrio y coupé, esta octava generación llega muy renovada y tiene muchos cambios respecto de los demás miembros de la familia 911.

En primer lugar, se reelaboró la aerodinámica de varios de los perfiles con elementos que se abren o cierran de acuerdo con las necesidades y así permiten un mejor flujo de aire que mejora la eficiencia; también se agrandó el alerón trasero para darle una mayor downforce, y el spoiler delantero ahora es plegable. Con estas modificaciones se logró alcanzar un Cx de apenas 0,33.

Además, la integración del chasis con el sistema de suspensiones adaptativas Porsche Active Suspension Management permite reducir la altura libre de la carrocería al suelo en 10 milímetros, endurecer los amortiguadores y así proporcionar mayor estabilidad.

Otros elementos destacados son el eje trasero direccional, el sistema de frenos carbocerámicos PCCB con pinzas de 10 pistones, las llantas de aleación de 20 y 21 pulgadas y la novedosa función Aerofreno (cuando se conduce a velocidades altas y se pisa el freno a fondo tanto el spoiler como el alerón cambian de posición para ofrecer más resistencia al viento y así acortar la distancia de frenado).

Pero lo mejor está en su mecánica. El motor bóxer biturbo de 6 cilindros y 3.8 L fue toqueteado para que entregue 650 CV y 800 Nm de torque, 70 CV y 50 Nm más que el de la generación anterior. Por supuesto, se acopla a la caja PDK de doble embrague y 8 marchas que también fue recalibrada para ofrecer una respuesta aún más rápida.

Y las mejoras en la performance están a la vista: acelera de 0 a 100 km/h en 2,7 s (casi el mismo valor que el modelo GT2 RS), de 0 a 200 km/h en 8,9 s (un segundo menos que la anterior generación) y alcanza una velocidad máxima de 330 km/h.

Pero a diferencia de sus primos hiper deportivos, fue dotado de sistemas que ayudan a gobernarlo y así sea más fácil de conducir, como la tracción en las cuatro ruedas y otros elementos de confort y seguridad.

Claro que no es un vehículo para cualquiera: la gama arranca con un precio que ronda los 265.000 euros.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.