El regreso de la ingeniería nacional

Gabriel Tomich
Gabriel Tomich LA NACION
Un modelo que lleva el sello del trabajo argentino, la Toyota Hilux GR
(0)
14 de marzo de 2020  

En varias ocasiones hemos recalcado cómo la industria automotriz argentina retrocedió a partir de mediados de los '70 y principios de los '80 del siglo pasado en un factor muy importante: el diseño, la ingeniería y el desarrollo de vehículos, generalmente potenciados o deportivos, para el mercado nacional.

Los ejemplos sobran: Torino en todas sus versiones, Ford Falcon Sprint, Chevy Serie II, Peugeot 504 TN, Fiat 128 IAVA y otros. En todas las fábricas había un departamento especializado en llevar adelante estos proyectos, con todo lo que esto implica: desarrollo técnico, capacitación y aprendizaje del personal, elaboración de métodos de trabajo y pruebas, etcétera. Todo eso, más temprano que tarde, se trasladó a Brasil donde, por lo general, las reglas de los juegos legales y económicos son considerablemente más estables que en nuestro país.

Pero siempre hay excepciones. Aquella añeja costumbre argentina de desarrollar versiones potenciadas hoy tiene una continuación en la pickup Toyota Hilux Gazoo Racing. Un producto soñado, diseñado, fabricado y probado íntegramente en nuestro país que de inmediato llamó la atención de otros mercados, Japón incluido.

Sin tomarse respiro, los directivos, ingenieros y técnicos de la marca japonesa siguieron trabajando en lo que llaman "la mejora continua" de la que surgió hace pocas semanas la GR 2 con motor V6 naftero. Y la aventura no se detiene. Toyota trajo de regreso a nuestro país la ingeniería y el desarrollo de modelos nacionales. Enhorabuena y felicitaciones para una empresa que cree en la capacidad y el trabajo de su gente.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.