La cuestión es controlar, no prohibir

La nueva ley sobre la circulación de motos con dos ocupantes
Gabriel Tomich
(0)
8 de junio de 2019  

Hace pocos días, el Senado de la provincia sancionó una ley con objeto de combatir a los denominados "motochorros", que permite a los municipios a establecer zonas y horarios en los que estará prohibida la circulación de motos con dos ocupantes. No se puede ser tan iluso como para desconocer que las motos resultan un medio muy ágil y rápido para perpetrar un delito y escapar; pero no es la única modalidad: también hay delincuentes que roban y escapan en autos, en bicicleta y a pie. Es más, en muchos actos violentos con motos hay un solo malviviente.

Dicho esto, el primer "pecado" de esta ley es que raya lo inconstitucional. Primero, porque presupone la culpabilidad antes que la inocencia: queda casi expresado que dos personas sobre una moto son delincuentes. Segundo, es contradictoria con el artículo 14, que garantiza la libertad de circulación.

Desde el punto de vista práctico, generaliza una situación que puede darse en el Gran Buenos Aires y en la CABA, pero lejos está de ser igual en otros municipios en los que no hay "zonas y horarios" específicos de robos. También se debería recordar que en la mayor parte de estos municipios no hay transporte público o es deficitario (en especial de noche): la gente se mueve en moto.

Como dijo el fiscal Rodolfo Moure de Mar del Plata al diario La Capital: "Si pretendemos que 20 agentes de tránsito municipales controlen la circulación de 400 mil motos, estamos ante la crónica de un fracaso anunciado. Si se hiciera un control efectivo de las motos que andan en la calle no sería necesaria esta ley. Porque ya de entrada los delincuentes en moto andan siempre sin papeles. No se necesitan nuevos requisitos para quitarles las motos". En otras palabras: controlar en vez de prohibir.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.