Las dos caras de los teléfonos celulares

Gabriel Tomich
Gabriel Tomich LA NACION
Útiles para la documentación, peligrosos para la conducción
(0)
13 de julio de 2019  

Desde el miércoles último es posible llevar varios documentos referentes a la conducción de un vehículo en el teléfono celular, así como se puede también exhibir la póliza del seguro obligatorio de algunas compañías. Así, desde la aplicación Mi Argentina, que ya permitía descargar al teléfono y mostrar en un control vial el registro de conducir digital, ahora también se puede obtener la correspondiente cedula verde (que utiliza el titular del vehículo) y las cédulas azules (una por cada persona habilitada a manejar la unidad), que tendrán validez oficial de la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad del Automotor (DNRPA).

Cabe aclarar que no se necesita conexión a internet para exhibirlo, pero sí para validar, cada 24 horas, el código QR asociado a la cédula verde digital.

La versión digital de estos documentos es un avance para atenuar la burocracia y sacarnos las papas del fuego si nos olvidamos los papeles físicos en casa o dejarlos a resguardo. Además, han reemplazado a los navegadores.

La otra cara de la moneda de los celulares es la distracción (por la atención que requiere una llamada, lo que invalida también a los dispositivos "manos libres") que produce en dos de los actores principales del tránsito: los conductores y los peatones.

Si bien no hay estadísticas oficiales, se estima que hoy un 20% de los incidentes viales se debe al uso del celular en la conducción o a cruzar la calle sin prestar atención en el caso de los peatones. El tema no es menor: la Organización Mundial de la Salud de la ONU desarrolló el informe Uso del celular al volante: un problema creciente de distracción del conductor, que explica en detalle esta problemática que debe ser controlada con mayor rigor.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.