Las motos son las más vulnerables en el tránsito

Patricia Osuna Gutiérrez
(0)
8 de junio de 2019  

Según varios estudios, los motovehículos son los que más víctimas producen en los accidentes viales. Carlos Alberto Pérez, de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, comenta algunas estadísticas y deja recomendaciones para viajar protegidos

Peligrosidad

-¿Quién es el actor más vulnerable en el tránsito?

-Son los motociclista, ya que 4 de cada 10 fallecidos en siniestros viales circulaban en moto. Históricamente, las principales víctimas fatales eran los automovilistas, pero hoy representan el 31,7%. Un informe de Organización Mundial de la Salud indica que los motociclistas tienen una probabilidad 26 veces mayor que los automovilistas de fallecer en un siniestro vial. A esto hay que sumar que el parque de motos creció un 37% en los últimos 5 años, y que 3 de cada 10 vehículos registrados son de dos ruedas; incluso hay provincias donde se registran más motos que autos.

Jóvenes

-¿Quiénes son los más afectados?

-Al analizar el perfil de las víctimas fatales los más afectados son los hombres de 15 a 24 años. Este grupo evidencia aspectos clave como la menor experiencia en la conducción, la baja percepción del riesgo y la no utilización del casco. Según un estudio del Observatorio de Seguridad Vial, el 75% declara usar el casco y el 98% está de acuerdo con su obligatoriedad; sin embargo, sólo el 61% lo usa. Piensan que sus capacidades de manejo los protegen de los riesgos que asumen y que la conducción a baja velocidad no es riesgosa (por eso no lo usan en distancias cortas o a baja velocidad).

Zonas

-¿Dónde se registran más accidentes?

-En el Noroeste (NOA) y el Noreste (NEA) se registran más motos que autos. Al crecer el registro, que en los últimos cinco años aumentó un 36,5%, hay un impacto significativo en la composición del parque y crece la siniestralidad. Hoy, 5 de cada 10 vehículos registrados allí son motos, y 6 de cada 10 siniestros está protagonizado por este tipo de vehículos. Chaco y Formosa son las provincias más afectadas, ya que en casi 9 de cada 10 siniestros se registra la participación de motos. Y los números son drásticos: 4 de cada 10 fallecidos en el país y 1 de cada 2 en NOA y NEA son usuarios de motos.

Casco

-¿Se utiliza?

-La utilización en la Argentina es del 65% y difiere de otros países de la región como Chile (99%), Colombia (91%) o Ecuador (84%). Usar el casco disminuye el riesgo y la gravedad de los traumatismos en un 72% y las probabilidades de muerte en un 39%. Según las jurisdicciones varía su utilización: en las zonas de mayor vulnerabilidad y altas temperaturas, como en NOA y NEA, la situación es crítica y los índices de uso de casco son los más bajos del país. También varía según edad y ámbito (urbano o rutero). El estudio del Observacional indica que el uso del casco en el conductor es más bajo entre los menores a 18 años (24,8%).

Selección

-¿Cómo se elige el casco?

-Al comprarlo un casco, éste debe estar homologado, porque eso garantiza que superó diversas pruebas por las que se verificaron sus prestaciones de seguridad (la Secretaría de Industria le otorga el Certificado de Homologación de Autopartes de Seguridad (CHAS). La etiqueta debe contener el número de CHAS y debe comprobarse que esté publicado por esa Secretaría. Además, hay que chequear la fecha de vencimiento del fabricante y la garantía; se debe usar un casco que quede correctamente ajustado (si no es igual a no usarlo), y recordar que cuando un casco se golpea, pierde su efecto de protección y hay que cambiarlo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.