Mitos y verdades sobre los aceites lubricantes

(0)
10 de octubre de 2020  

En el mercado automotor, hay una infinidad de productos esenciales, entre los que se encuentran los aceites lubricantes. Por eso, los profesionales que atienden en los talleres mecánicos y lubricentros se pueden encontrar con un amplio abanico de posibilidades.

Para desmentir algunos mitos y revelar algunas verdades sobre el uso o características de este producto esencial, van algunas pautas elaboradas por la marca Mobil.

-¿Un aceite multigrado es mejor que un monogrado?

-Sí. Un multigrado es un lubricante diseñado para trabajar en motores en los que los cambios de temperatura son considerables, como el de un vehículo, otorgando la viscosidad justa que lo protege en sus distintos momentos de operación. En cambio, los monogrado solo presentan una viscosidad alta al momento del arranque, mientras que a altas temperaturas de operación pierden viscosidad por la falta de aditivos en su formulación, presentando de esta manera un menor rendimiento.

-¿Influyen en el consumo de combustible del vehículo?

-Sí. El lubricante es un fluido vital para el motor y su función es proteger la fricción de sus piezas manteniéndolo más limpio y resistente, lo que reduce también el consumo de combustible. Una de las propiedades del aceite es la viscosidad, que incide directamente en el consumo. Por lo tanto, es importante que el lubricante cuente con la viscosidad adecuada y siga las especificaciones del manual del fabricante. Por otro lado, al utilizar el lubricante recomendado garantiza que el motor brinde un excelente desempeño y no tenga esfuerzos adicionales que generan el consumo exagerado de combustible. Además, la elección del lubricante no sólo ayuda a que el impulsor funcione correctamente, sino que puede generar menor nivel de emisiones, extendiendo la vida útil y el rendimiento del vehículo.

-Los aceites lubricantes sintéticos y minerales, ¿funcionan indistintamente?

-No. Los minerales son derivados del petróleo crudo y se producen sin ningún tipo de tratamiento químico en el proceso; suelen ser indicados para motores antiguos con más de 10 años. Los sintéticos son más modernos y se fabrican con tecnología de última generación a partir de una reacción molecular y ofrecen mayores prestaciones ante situaciones de altas temperaturas, velocidades y revoluciones, por lo que son recomendados para los vehículos más nuevos. Es decir, este desarrollo tecnológico se traduce en un mayor rendimiento, menos fricción y ahorro de combustible.

-¿El uso de aditivos mejora el rendimiento del lubricante?

-Es falso. Si el lubricante aplicado en el vehículo es el indicado en el manual del fabricante, agregarle aditivos extras podría ser perjudicial para el motor ya que puede deteriorar la capacidad lubricante del aceite. En el caso de los lubricantes premium, están desarrollados con tecnología de avanzada que contienen todos los aditivos que el motor necesita. De hecho, previo a ser lanzados al mercado, son sometidos a pruebas que los hacen apropiados para cada clase diferente de vehículos y con un resultado excepcional para el motor.

-Se puede usar cualquier aceite lubricante en el motor.

-Es falso también. Siempre es fundamental chequear las especificaciones del fabricante del vehículo que aparecen en el manual del usuario, ya que cada motor requiere de un tipo particular de aceite. De todas formas, hay una amplia variedad de lubricantes que ofrecen protección y máximo rendimiento, por lo que previo a elegir uno es necesario verificar cuál es el aceite correcto para ese tipo de motor.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.