Proeza. A los 19 años, cruzó a nado el Río de la Plata por solidaridad