A pesar del descenso de la temperatura, siguen los cortes de luz y las protestas