Coronavirus en la Argentina: alivio fiscal para 110.000 comercios porteños

Comercios cerrados de la Galería del barrio de Villa Devoto a causa de la vuelta a la fase 1 por la pandemia de Coronavirus.
Comercios cerrados de la Galería del barrio de Villa Devoto a causa de la vuelta a la fase 1 por la pandemia de Coronavirus. Crédito: María Agustina Macchi
Daiana Zunino
(0)
16 de julio de 2020  • 18:48

Ante un aislamiento social obligatorio que se extendió por casi cuatro meses, la Legislatura porteña aprobó una ley que promovió el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que lleva un alivio fiscal a todos los comercios no esenciales del distrito a través de la condonación del pago del ABL y el impuesto inmobiliario durante junio y julio, dado a que son quienes han visto más afectadas sus actividades por la pandemia de Covid-19.

En ese sentido, el diputado de Vamos Juntos y presidente de la Comisión de Presupuesto, Claudio Romero, explicó a LA NACION: "Con esta ley se da asistencia a 110.000 comercios, que son todos los no considerados esenciales más los incluidos en hotelería, pensiones y alojamientos, salones de eventos, geriátricos, albergues transitorios, foodtrucks y locales de gastronomía". Aclaró que "no están alcanzados las entidades financieras, los lugares de cobros de servicio, supermercados, farmacias, carnicerías y verdulerías porque estuvieron abiertos a lo largo de toda la cuarentena".

Sobre aquellos casos en los que los contribuyentes ya hayan abonado el ABL, Romero destacó que "van a recibir un crédito en las próximas cuotas, que se corresponderá con estos dos meses; si pagaron todo el año, se les descontarán las dos doceavas partes al año siguiente". Precisó que "tampoco se van a cobrar las tasas de los bares, la ocupación del espacio público en las veredas, también van a quedar eximidos. Además, se suspenden las ejecuciones de embargos; estaban contemplado en la Ley de Emergencia, pero que ahora se extiende hasta el 31 de agosto".

En la Avenida Corrientes la crisis golpea fuerte al comercio
En la Avenida Corrientes la crisis golpea fuerte al comercio Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

No obstante, aseguró, "este es un primer alivio" y recordó que "el 75% de nuestros ingresos son todos estos impuestos y la coparticipación que se ha reducido, debido a que la recaudación bajó aún más a nivel nacional".

El presidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad (Fecoba), Fabián Castillo, consideró que esta medida "constituye un paliativo para el sector, para los comercios no esenciales. En este contexto, todo suma, aunque lógicamente van a ser necesarias más medidas para poder hacer frente a la crítica situación que tenemos y que va a quedar en evidencia en los próximos meses aun con la apertura comercial". Resaltó que "la profundidad de la crisis tiene tal magnitud que, en los hechos, se necesitarán más acciones tendientes a sostener la actividad del sector para evitar que se sigan cerrando locales al ritmo que viene sucediendo".

Asimismo, se refirió a la crisis que están atravesando los comerciantes, por lo que alertó que hasta este momento "han bajado sus persianas de manera definitiva el 22% de los locales comerciales de la ciudad de Buenos Aires, esto es, 24.200 comercios menos. Los números que estamos observando ahora nos permiten adelantar que este número se puede incrementar un par de puntos porcentuales más, orillando los 26.000 o 27.000 comercios cerrados" en la Capital.

La norma se aprobó con 55 votos a favor, aportados por todas las bancadas, excepto la izquierda.

El legislador Juan Francisco Nosiglia (UCR-Ev) consideró: "Es una buena iniciativa del Ejecutivo, bien enfocada en los sectores que hoy están más comprometidos, como el comercio, la gastronomía y la hotelería. Se trata de pymes que no desarrollan actividades esenciales y que generan el 70% del empleo registrado del sector privado; en 2019, emplearon a más de 300.000 personas. Alertó que "el Estado no puede dejar caer más pymes y el Gobierno nacional, con la espalda y los recursos de la emisión, debe financiar más programas de protección y estímulo".

En tanto, el diputado del GEN Sergio Abrevaya, quien trabajó activamente para realizar modificaciones en el texto original de la ley, señaló: "Hace tiempo que venimos pidiendo desgravaciones impositivas, tanto ABL como ingresos brutos. Hoy, al menos, sale el alivio de ABL por dos meses para aquellas actividades comerciales que no han podido trabajar en estos tiempos. Logramos sumar salones de fiestas y eventos, otro de los sectores que por largo tiempo no va a estar en actividad".

Manuel Socias (Frente de Todos) cuestionó que "este proyecto llega tarde y no resuelve el problema de comercios y pymes. Ya de por sí, el ABL tiene poca incidencia en la estructura de costos de estos comercios, menor a la que tiene, por ejemplo, Ingresos Brutos" y alertó que "el gobierno de la ciudad no propone ninguna exención en materia de Ingresos Brutos y la que propone para ABL es solo por dos meses, cuando estos sectores están parados desde marzo".

Sin embargo, dijo, "votamos la propuesta a favor porque esto es mejor que nada".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.