Baja el calor y los cortes de luz en la ciudad comienzan a ceder