Con el calor, la gente copa las playas de la Ciudad