Confirmaron el paro de subte por dos horas en reclamo de mayor seguridad

El servicio no funcionará de 5 a 7; los metrodelegados piden que se elabore un plan para blindar las boleterías; el gobierno porteño no logró destrabar el conflicto
(0)
11 de junio de 2014  • 23:53

Un nuevo conflicto se desató con el subte y no logró destrabarse. Como consecuencia, hoy habrá paro y el servicio no funcionará durante dos horas, de 5 a 7.

Esto complicará a miles de pasajeros que diariamente utilizan este medio de transporte para llegar a sus puestos de trabajo.

Los metrodelegados informaron a LA NACION que la medida gremial es en reclamo de mayor seguridad; exigen el blindaje de todas las boleterías de las seis líneas, además de mayor presencia de la Policía Metropolitana, que desde el 1° de este mes comenzó a custodiar las estaciones en reemplazo de los agentes federales.

El martes la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp) anunció la medida de fuerza, pero hoy intentaron destrabar el conflicto con una reunión en la Subsecretaría de Trabajo porteña. Pero no se llegó a un acuerdo.

Desde la Ciudad

Subterráneos de Buenos Aires, a través de un comunicado, sostuvo que los motivos de la medida "son infundados y maliciosos los reclamos de falta de seguridad en la red".

"Es lamentable que otra vez se perjudique a los usuarios en pos de reclamos que poco tienen que ver con la operación del servicio y más con una disputa política que toma de rehén al millón de usuarios que diariamente utiliza el servicio", se lee en el escrito.

Según el comunicado, se implementó un plan de seguridad hace once días, que implica que haya 400 agentes de la Metropolitana "que circulan por andenes y formaciones y durante el mes de agosto se incorporarán 100 efectivos más. Éstos se suman al personal de seguridad privada apostado en boleterías". Además, de acuerdo a lo que se indica, se instalaron en las estaciones Boedo de la Línea E y Tronador de la B, dos comisarías.

"Este hecho se da en la coyuntura de la multa a metrodelegados por parte de la Unidad Administrativa de Control de Faltas de la Ciudad, por impedir y entorpecer el funcionamiento del servicio público el pasado 24 de febrero en ocasión de la apertura de molinetes en la estación Constitución, por la condena a cuatro petroleros acusados de matar a un policía", indicaron.

Por qué discuten

El conflicto, según los gremialistas, radica en las promesas incumplidas del gobierno porteño. Roberto Pianelli, titular de la Agtsyp, contó ayer a LA NACION que en junio de 2013 Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) se había comprometido a comenzar a blindar todas las boleterías -unas 100 en toda la red-, para que en 2014 estuvieran protegidas. "Ni siquiera comenzaron a instalar el blindaje", explicó Pianelli. Y agregó: "Ahora nos ofrecen un plan irrisorio: blindar 10 cabinas cada seis meses, pero queremos entre 30 y 40".

Desde Sbase, en cambio, afirmaron que existe un programa para proteger las boleterías y que, además, se instalarán cámaras de seguridad y se designarán más guardias de civil para recorrer las estaciones.

El conflicto por la seguridad en el subte comenzó el 1° de este mes, cuando la Policía Federal dejó de vigilar las estaciones. En rigor, esta fuerza de seguridad comenzó a retirar la custodia en marzo de 2012, muy lentamente, meses después de que el gobierno porteño tomara el control del subterráneo.

Desde entonces, los metrodelegados amenazaron con iniciar medidas de fuerza y mantuvieron largas reuniones con representantes de Sbase en la Subsecretaría de Trabajo porteña, a fin de evitar un desenlace conflictivo. Sin embargo, el jueves pasado, el gremio hizo una protesta: se cerraron boleterías y se levantaron los molinetes.

"Mientras se protejan las áreas más vulnerables, pedimos mayor custodia de la Metropolitana. No llegamos a ver ni 100 efectivos, aunque nos quieren convencer de que están todos de civil", dijo Pianelli.

El gobierno porteño informó que reclutó 550 nuevos cadetes de la Metropolitana para que integren la división especial asignada a la guardia del subte. Pero, según Pianelli, "sólo hay 100 agentes o menos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.