Cortarán el servicio de la línea A para renovar los vagones

Analizan si la interrupción del recorrido se extenderá por tres meses; la otra alternativa en estudio es que las obras afecten sólo a algunas estaciones
Laura Rocha
(0)
26 de diciembre de 2012  

El gobierno porteño interrumpirá el servicio de la línea A de subtes, que transporta diariamente unos 160.000 pasajeros, para reemplazar los viejos coches que hoy circulan por las vías que unen la Plaza de Mayo y la estación Carabobo, en Caballito.

El plazo estimado para la renovación completa de la flota o del cambio de algunas formaciones es de aproximadamente tres meses, según confirmaron ayer a LA NACION fuentes del gobierno porteño. "Nuestra prioridad es retirar de la línea los vagones de madera, que tienen casi 100 años. Si no logramos poner en funcionamiento los coches reparados, estamos evaluando inhabilitar la línea, o al menos varias de sus estaciones", indicó una alta fuente del gobierno cercana a la operación del subterráneo de Buenos Aires.

A pesar de que el gobierno porteño insiste en que "la seguridad de los pasajeros" es la prioridad, tanto los auditores de la empresa que contrató la estatal Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) para hacer un relevamiento del servicio como los gremios y la oposición criticaron la decisión de parar la línea.

Si bien todavía no hay una decisión definitiva, Sbase se hará cargo de la operación del subte desde el 2 de enero y será durante ese mes que se concretará la medida, que apunta a renovar la línea más antigua de la ciudad de Buenos Aires y de América.

Para ello, diseña planes de contingencia que incluyen también medidas de limpieza y seguridad en todas las demás líneas del metro porteño.

En rigor, la renovación de la línea A estaba prevista y el gobierno nacional compró, para concretarla, 45 coches nuevos a China, por los que desembolsó 100 millones de dólares. Pero hay un problema: el recorrido para funcionar como lo hace hoy, con 90 coches belgas centenarios, sólo puede incorporar los modernos tras las pruebas técnicas, que sólo terminarían en junio próximo.

Hay otro inconveniente: los otros 45 coches que requiere la línea A ni siquiera se compraron y, para peor, no pueden circular simultáneamente con los vagones centenarios por una incompatibilidad eléctrica.

Ayer, luego de que el diario Tiempo Argentino adelantó la posibilidad de que el Poder Ejecutivo porteño cierre el subte A por tres meses , entre enero y marzo, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo a LA NACION: "Todavía no nos hicimos cargo y ya salieron a decir que vamos a cerrar tres meses. No sé de dónde sacaron eso. Nosotros siempre dijimos que la línea A es la que necesita mayor atención y será la primera en la que centraremos nuestros esfuerzos".

Sin embargo, en el gobierno porteño no atribuyen a cuestiones técnicas la posible decisión de cierre temporario de la línea. Hablan de la seguridad de los pasajeros y creen que, como máximo, las 18 formaciones actuales pueden seguir circulando como hasta hoy por un lapso máximo de dos meses. Cabe recordar que los nuevos vagones sólo podrían circular desde mitad de año.

Aunque cuenta con los vagones más antiguos de la plaza, la línea A fue totalmente modernizada en 2007. Según confirmó Metrovías, que no fue notificada aún de ninguna medida, se cambiaron vías, señales, subestaciones eléctricas y se aggiornaron las estaciones.

Al conocer la noticia sobre la posible decisión porteña, que adelantó el diario Tiempo Argentino, Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), aseguró que "no es necesario en lo más mínimo" cerrar durante tres meses la línea A para reemplazar las formaciones.

Y se mostró sorprendido por el posible cierre. "Venimos de discutir si el subte es un servicio esencial", señaló, en alusión al punto que el macrismo había puesto como piedra angular de su proyecto de traspaso, y que debió resignar para que la semana pasada la Legislatura aprobara la ley por la cual la Ciudad se hará cargo del servicio.

Pianelli también explicó que el cambio de voltaje para la adaptación de los trenes chinos a la línea que une Plaza de Mayo con Carabobo "a lo sumo puede demorar dos o tres días".

Agregó: "No nos informaron sobre una suspensión de la línea. De lo único que estábamos al tanto es que el gobierno porteño quiere generar una parafernalia, una lavada de cara del subte, pintar todo y mostrarlo como Pro, pero en realidad lo único nuevo son los trenes, y encima los compró el gobierno de la Nación".

Respecto de la seguridad y de los vagones más viejos del mundo, Miguel Bonilla Ruiz, director de Desarrollo de Nuevos Negocios y Consultoría Externa del Metro de Barcelona, que realizó la auditoría del subte porteño a pedido del gobierno de Macri, dijo a LA NACION que no se puede afirmar que exista un riesgo para la seguridad.

"Una cosa es que las formaciones estén obsoletas, con 99 años de antigüedad, como es el caso de la línea A, pero un accidente no deja de ser un tema estadístico que no guarda relación con el deterioro de los coches", aseguró.

El legislador del Frente Progresista Popular y ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra sostuvo que "no es necesario cerrar una línea de subte para hacer mejoras en el servicio".

El gobierno porteño reclama a la Nación que pague por el arreglo de dos formaciones que podrían volver a circular en el metro de Buenos Aires. Pero estas dos unidades sólo podrían ayudar a mejorar las frecuencias en las otras líneas y no en la A.

Vagones nuevos

Los nuevos coches comprados a China fueron diseñados exclusivamente para la línea A. Tienen capacidad para 34 pasajeros sentados y 138 parados, y una velocidad máxima de 80 km/h. Estas unidades estuvieron varadas en el Puerto de Buenos Aires durante meses. Hace unos días comenzaron las pruebas dinámicas sobre las vías, que se prolongarán, al menos, hasta mediados del año próximo.

Un servicio con mucha historia

Las 18 formaciones tienen casi 100 años

  • La más antigua

    La línea A, que une Plaza de Mayo con la estación Carabobo, es la más antigua de América latina. Fue inaugurada en 1913
  • Vagones

    Los 90 coches, de madera, fueron fabricados en Bélgica. La vida útil de un vagón, según los expertos, debería ser de 30 años, en promedio. Éstos tienen 99
  • Recambio

    Se compraron 45 coches nuevos a China por US$ 100 millones. Los otros 45 necesarios para reemplazar todos los de madera aún no fueron licitados
  • Vida útil

    Según el gobierno, los vagones de madera sólo podrían circular dos meses más
  • MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.