Edesur admitió que las tarifas impiden "prestar un servicio de calidad"