Parado. El Sarmiento tuvo su incidente de cada día