Empezaron las pruebas de los monopatines eléctricos que llegarán a la ciudad en julio

Los monopatines de la empresa Grin estuvieron a disposición de la gente el miércoles en Palermo con dos asistentes que guiaron a los usuarios
Los monopatines de la empresa Grin estuvieron a disposición de la gente el miércoles en Palermo con dos asistentes que guiaron a los usuarios
Mauricio Giambartolomei
(0)
3 de mayo de 2019  

El debut de los monopatines eléctricos en las calles porteñas está previsto para juliopróximo, cuando unas 1000 unidades del vehículo de moda se conviertan en una alternativa de transporte para cubrir distancias cortas. Sin embargo, ya hay pruebas de una empresa que empezó a testear los prototipos y los sistemas de pago entre el público.

El miércoles, durante el feriado del 1° de mayo y con mucha gente en calles y parques, la empresa Grin -la misma que desde febrero ofrece el servicio en Montevideo, Uruguay- desplegó 65 unidades en la zona de los bosques de Palermo. Dispuestos en diferentes esquinas, como la de Cerviño y Godoy Cruz, como pudo comprobar LA NACION, los monopatines en hilera esperaban por los curiosos que se acercaban a preguntar y probarlos.

Los monopatines de la empresa Grin estuvieron a disposición de la gente el miércoles en la esquina de Cerviño y Godoy Cruz
Los monopatines de la empresa Grin estuvieron a disposición de la gente el miércoles en la esquina de Cerviño y Godoy Cruz

Dos asistentes técnicos explicaban el funcionamiento de los vehículos al que se debe acceder a través de una aplicación para smartphone que permite pagar por el servicio y detectar las zonas en las que se encuentran los monopatines, entre otras cosas. Con la app se debe escanear un código QR ubicado en el manillar para luego acceder a todo el menú del servicio.

Se trató de una prueba piloto para testear la tecnología y el uso de los instrumentos de pago, como así también la aceptación entre el público. Y aunque para comenzar a funcionar se deberá aprobar el marco regulatorio hoy en debate en la Legislatura, podría haber otras experiencias previas antes de lanzar el servicio.

El proyecto de los diputados del oficialismo ya fue analizado en la Comisión de Transporte y Tránsito y ahora espera su turno para la discusión en el recinto, que podría ocurrir el jueves próximo o en dos semanas. La intención del Poder Ejecutivo es que la ley sea sancionada antes de que termine este mes.

La propuesta fijará una velocidad máxima de hasta 25km/h (el límite que alcanzan estos vehículos), prohibirá la utilización a los menores de 16 años, exigirá normas de seguridad como frenos en ambas ruedas y elementos refractantes, y solicitará certificaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). También deberá establecerse si tendrán que circular por las ciclovías o podrán hacerlo por las veredas, junto conciertas especificaciones técnicas.

En 2017 los monopatines eléctricos empezaron a venderse en las jugueterías de la Argentina orientados al público infantil y en la actualidad hay al menos cinco empresas que lo ofrecen como un vehículo de movilidad urbana, con precios de entre $30.000 y $55.000. Además de Grin, otras firmas buscan participar en el reparto del servicio en toda la ciudad de Buenos Aires.

El desbloqueo de cada equipo costará unos $25 y entre $6 y $8 el minuto de uso; a nivel mundial, se cobra el equivalente a US$1 por el desbloqueo y US$0,25 por minuto. Se podrá pagar con tarjeta de crédito o débito mediante una aplicación. En la etapa de testeos no habrá estaciones y los usuarios deberán encontrar las zonas en las que estarán los equipos mediante la app.

El objetivo es utilizar el segundo semestre del año como prueba para que en diciembre estos equipos se instalen en forma definitiva en la ciudad. Los scooters son una alternativa válida para tramos cortos. Pesan unos 12 kilos y soportan hasta 100 kilos, con una autonomía de 20 kilómetros. La batería puede recargarse en la red eléctrica hogareña.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.