Estacionamiento medido: habrá menos parquímetros de los que estaban previstos en la ampliación del sistema

La cantidad de parquímetros se reducirán a la mitad en el nuevo sistema de estacionamiento medido; habrá unas 1000 unidades nuevas
La cantidad de parquímetros se reducirán a la mitad en el nuevo sistema de estacionamiento medido; habrá unas 1000 unidades nuevas Crédito: Fernando Massobrio
Mauricio Giambartolomei
(0)
30 de enero de 2020  • 16:19

Como ocurre todos los diciembres, la última sesión del año en la Legislatura suele ser extensa, tediosa y oportuna para la aprobación de proyectos -sobre todo del oficialismo- que durante los nueve meses anteriores no tuvieron éxito. La de 2013 no fue la excepción y sirvió para que Pro diera el primer paso para ampliar el estacionamiento medido a, por lo menos, el 45% de la ciudad. Pero los hechos que se sucedieron desde entonces no fueron tal como lo había planeado el gobierno porteño.

Recursos de amparo, apelaciones, trabas judiciales, una ley descartada y una nueva aprobada con correcciones para tratar de que la regulación avanzara consumieron seis años, mientras las empresas que aún prestan servicio de acarreo en algunos barrios operan con un contrato vencido desde 2001. Por estos días hay una nueva rectificación en el proyecto: el número de parquímetros que se colocarán en las calles se reducirá a la mitad y estarán en solo tres de las cinco zonas en las que fue dividida la Capital para la extensión del estacionamiento medido.

La cantidad de parquímetros se reducirán a la mitad en el nuevo sistema de estacionamiento medido; habrá unas 1000 unidades nuevas
La cantidad de parquímetros se reducirán a la mitad en el nuevo sistema de estacionamiento medido; habrá unas 1000 unidades nuevas Crédito: Fernando Massobrio

En rigor, las terminales multipropósito (así es su denominación técnica precisa) llegarán finalmente a solo una nueva zona porque en las dos restantes ya están funcionando. Diversas fuentes ligadas al proceso confirmaron la información y agregaron que en los tres polígonos se irán colocando en forma progresiva hasta alcanzar las 1000 unidades y no las 2000 que habían sido adjudicadas a la firma Parkeon SA. Las razones: reducir el impacto en los vecinos para no generar un malestar excesivo.

Con esta configuración, habrá más parquímetros en el casco histórico, el microcentro y el corredor norte de la ciudad, mientras que no llegarán a los barrios del sur ni a los de las zonas centro y oeste. Las grúas de acarreo sí estarán desplegadas en toda la Capital con el objetivo de colaborar con el reordenamiento vehicular.

Hace seis años, con la primera ley aprobada, se preveía que habría que pagar por estacionar en 140.000 lugares. Aún no hay confirmación oficial de cuántos espacios serán tarifados a raíz de la reducción de parquímetros, aunque si se aplica la lógica es de esperar que sea del 50%. Según las empresas involucradas en el proceso licitatorio, los contratos se firmarían en abril, y en septiembre el nuevo sistema debería dar sus primeros pasos. Aunque esta historia está plagada de idas y venidas, con fechas que se confirman y luego se descartan.

Las dos concesionarias que hoy operan con contratos vencidos y prorrogados desde 2001, Dakota-STO y BRD-SEC, continuarán en las zonas donde ya prestan servicio, que son, además, las de mayor circulación de vehículos. La Boca, Barracas, Parque Patricios, San Telmo, San Nicolás y Monserrat, entre otros barrios, son territorio controlado por las grúas de BRD-SEC. Dakota-STO monitorea el mal estacionamiento en Recoleta, Retiro, Palermo, Colegiales y Villa Crespo, entre otros.

En febrero del año pasado, las empresas que ganaron la licitación para la ampliación del servicio de acarreo fueron asignadas a nuevas zonas. Plein Air Park, de capitales españoles, controlará la zona norte (principalmente en Belgrano, Núñez y Saavedra), mientras que IT NET-Tránsito Rosario lo hará en el corredor sudoeste (algunos de los barrios son Villa Lugano, Mataderos, Liniers, Villa Luro, Monte Castro y Villa Devoto).

Las grúas de acarreo ya operan en el Casco Histórico y zonas de Palermo, Belgrano y otros barrios
Las grúas de acarreo ya operan en el Casco Histórico y zonas de Palermo, Belgrano y otros barrios Crédito: Fernando Massobrio

El quinto polígono debía haber sido jurisdicción de Elinpar-Rowing, que llegó a participar de las pruebas de vehículos que todas las empresas debieron realizar ante la comisión evaluadora de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la ciudad, pero no logró aprobar la evaluación técnica, por lo que fue descartada y dejó vacante el territorio que incluye Caballito, Flores, Nueva Pompeya y Parque Chacabuco, entre otros. En las próximas semanas, según pudo averiguar LA NACION, esta zona será puesta en consideración entre el resto de las empresas competidoras.

Playas

En toda la ciudad habrá once playas de acarreo, que deberán ser acondicionadas por cada empresa, según la zona que tengan asignada. Se estima que la inversión que deberá hacer cada una será de entre cinco y diez millones de dólares para construir las instalaciones y comprar los vehículos cero kilómetro, que deberán renovarse cada cinco años. El pliego exige una flota de 35 vehículos entre grúas, camionetas (de mantenimiento y de control) y motos.

Las grúas que la empresa Dakota propuso para seguir operando en el acarreo de vehículos
Las grúas que la empresa Dakota propuso para seguir operando en el acarreo de vehículos Fuente: Archivo

Cuando, en 2013, se aprobó la primera ley, las plazas disponibles para estacionar apenas superaban las 334.000, pero con algunos cambios en las calles, como la reconfiguración de las esquinas con cordón pintado de amarillo que generó 22.000 nuevos lugares, se superaron los 356.000 espacios. Ahora, con la reducción de los parquímetros previstos, aún queda por saber cuántos de esos lugares serán pagos.

A pesar de la demora y las constantes trabas, para la Secretaría de Transporte y Obras Públicas la aplicación del nuevo sistema es uno de los objetivos primarios de este año. Puertas adentro del organismo consideran que el proyecto aportará la modernidad y la tecnología que hoy demandan los usuarios. Las terminales multipropósito ofrecerán la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito o débito, SUBE y billeteras virtuales.

Si logran aplicarse las nuevas reglas, servirán para cortar una dinámica enquistada en el régimen de este servicio desde hace casi 20 años, cuando se vencieron los contratos con las empresas actuales. Quizá también se convierta en la herramienta más eficaz para controlar el mal estacionamiento en todos los barrios, una de las infracciones más cometidas por los porteños.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.