Sorpresivo anuncio de Macri: la Ciudad acepta el subte desde enero

El proyecto debe ser aprobado por la Legislatura; analizan cómo conseguir los fondos para la operación y no descartan un aumento de impuestos
El proyecto debe ser aprobado por la Legislatura; analizan cómo conseguir los fondos para la operación y no descartan un aumento de impuestos
Pablo Tomino
(0)
14 de noviembre de 2012  

El jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, anunció ayer que a partir del 1° de enero de 2013 la Ciudad se hará cargo del control del subte , para lo cual la semana próxima enviará a la Legislatura un proyecto de ley de aceptación del traspaso.

Durante una conferencia de prensa en la jefatura porteña, Macri renovó sus críticas al gobierno nacional y eludió referirse a un eventual aumento de tarifas para sostener el funcionamiento de las seis líneas de subterráneos y el Premetro.

En la mesa chica del macrismo, sin embargo, no descartan aplicar un incremento en alguna de las tasas que pagan los vecinos, o bien en los peajes de las autopistas.

Según se desprende del anuncio formulado por Macri, su gobierno mantendrá ante la Justicia los reclamos para que la Nación le transfiera los fondos comprometidos para el subte.

Anoche se supo que un equipo técnico encabezado por el ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti, y por el presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Juan Pablo Piccardo, evaluará cuáles serán las adecuaciones presupuestarias necesarias para asegurarse los 1050 millones de pesos anuales que demandan los gastos operativos del subte.

Ayer, desde un atril en el Salón Blanco de Bolívar 1 y escoltado por cuatro funcionarios, Macri explicó que su decisión se aceleró luego de una auditoría que encargó a especialistas españoles para conocer el actual estado del subte. "Hemos llegado a la conclusión con mi equipo de que si no nos hacemos cargo del subte, aunque sea en estas condiciones, lo que vendrá a futuro va a ser peor. La línea que más sufre es la A, con formaciones que van a cumplir 100 años, y el estado en que se encuentra la red es crítico", comentó el mandatario local.

También dijo que no iba a ceder en los reclamos por las inversiones que el gobierno nacional "tenía que hacer y no realizó (por 10.000 millones de pesos). Espero que otros sectores de la política nos acompañen, porque es una deuda que tiene no con el gobierno de la ciudad, sino con los vecinos", comentó Macri.

La noticia de que la Ciudad iba a hacerse cargo del subte tomó por sorpresa hasta a los propios funcionarios porteños, incluso a ministros muy cercanos a Macri. Más aún a los diputados de su partido, quienes ayer desfilaron sonrientes por la Jefatura de Gobierno y aplaudieron con entusiasmo cuando el jefe local comunicó esta decisión.

Minutos antes del anuncio de Macri, el titular del bloque Pro, Cristian Ritondo, y los diputados Fernando de Andreis, Martín Ocampo y Enzo Pagani, entre otros, estaban reunidos en el salón Eva Perón del edificio de Perú 130 con los llamados "metrodelegados". Allí iban a discutir el aumento salarial que éstos reclaman por las paritarias, pero tras una llamada de un ministro porteño, los legisladores tuvieron que disculparse con los gremialistas Roberto Pianelli y Enrique Rositto y se marcharon, raudos, para acudir a la conferencia de prensa.

El asombro era notorio entre los representantes del oficialismo. Más aún cuando se intentaba indagar sobre cómo hará Macri para solventar los gastos operativos del subte desde enero próximo, ya que sólo prevé en su presupuesto de 2013 un gasto de 850 millones de pesos para nuevas obras en la red.

"No sé, tal vez hagamos menos obras y giremos parte de ese dinero; tal vez aumente la tarifa del boleto, como también ocurriría en trenes y colectivos", especuló un funcionario. Pero certezas no hubo.

Macri evitó dar detalles económicos. "No nos apresuremos, dejemos que se mande el proyecto de ley a la Legislatura. Ahí lo abordaremos de vuelta", sostuvo.

Sin embargo, anunció que su gobierno "no abandonará sus reclamos en todos los ámbitos. La situación merece que todos nos pongamos a trabajar en la solución".

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que, por lo pronto, la Ciudad reclamará ante la Casa Rosada el traspaso con los recursos, algo que en 2007 Macri intentó al solicitar el manejo de la Policía Federal, que nunca se concretó.

"Vamos a reclamar administrativa y judicialmente que el traspaso se realice con los fondos tal cual dice claramente la Constitución Nacional", dijo Rodríguez Larreta.

Otras alternativas que se analizan son la incorporación de una tasa específica para el subte dentro del impuesto del ABL, que podría subir el año próximo, o bien un incremento en los peajes de las autopistas porteñas a cargo de la empresa AUSA, opciones que no fueron descartadas por distintos funcionarios, y es algo que está en discusión.

Más críticas

"El subte no funciona mal como un hecho aislado. Funciona cada vez peor por culpa de la mala gestión del gobierno nacional. Después de la tremenda tragedia de Once, de no haber escuchado una autocrítica de la señora Presidenta y lejos de ver un cambio en las políticas, vemos que la gente viaja peor hoy que hace unos meses", dijo Macri.

"Aunque que esta decisión tenga costos políticos, hemos decidido volver a hacernos cargo de la operación del subte", remarcó el jefe de gobierno.

El 3 de enero pasado, la Nación y la Ciudad firmaron un acta de traspaso que iba a durar, en principio, 90 días. Entonces, Macri subió la tarifa del pasaje de $ 1,10 a $ 2,50 para compensar el 50 por ciento que le correspondía aportar en concepto de subsidios ($ 360 millones anuales).

En marzo, el gobierno porteño se negó a aceptar el manejo del subte sin una serie de condiciones, que incluían los recursos económicos para mantener la línea: el pago de una deuda de 10.000 millones de pesos en concepto de inversión no realizada. Pero la Nación se negó. Y el conflicto se extendió... hasta ayer, cuando la Ciudad anunció que volvía a hacerse cargo del manejo de la red. Aunque, pese a todo, el desenlace de esta controvertida historia promete más interrogantes que certezas.

Encuentros y desencuentros

El conflicto por el traspaso tiene casi un año de historia

  • La firma

    El 3 de enero se firmó un acta por el traspaso del subte a la Ciudad. El gobierno porteño autorizó la suba del boleto de subte, de $ 1,10 a $ 2,50
  • Medida extrema

    En agosto, durante 10 días, los metrodelegados dejaron sin subte a la ciudad en reclamo por sus salarios
  • Paritarias

    El mes pasado volvieron las tensiones por la discusión salarial
  • Del editor: qué significa.

    La decisión está tomada, aunque no parece haber una idea clára de cómo se solventarán los gastos. El temor es que sufra el bolsillo de los porteños.

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.