Juego. La Ciudad podría quedarse sin bingos