La Ciudad se endeudó en US$ 930 millones para obras

Tomó créditos del exterior para concretar proyectos de larga data, como la ex ribereña y trabajos antiinundación
Martín Kanenguiser
(0)
29 de agosto de 2016  

El gobierno porteño apostó fuerte a tomar deuda para financiar cuatro grandes obras que considera fundamentales para mejorar la calidad de vida en la ciudad, por un total de US$ 930 millones. Los recursos los aportarán organismos internacionales de crédito y las obras, en algunos casos, ya empezaron a desarrollarse.

La inversión en estos cuatro proyectos, según la Ciudad, no le quitará recursos al gasto necesario para salud y educación. Hoy, el gobierno porteño dispone de un presupuesto total anual de $ 120.000 millones.

Villa Olímpica: crédito por US$ 160 millones
Villa Olímpica: crédito por US$ 160 millones Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Gómez

Una de las iniciativas es el Paseo del Bajo, cuyas obras empezarán a fines de año; permitirá unir la autopista Illia con la autopista a La Plata, con el consecuente beneficio para el tránsito entre el Sur y el Norte del conurbano, que viajará más rápido. El proyecto tendrá un costo final de US$ 650 millones, de los cuales la Corporación Andina de Fomento (CAF) aportará US$ 400 millones, a partir de un crédito acordado el mes pasado. El resto de los fondos provendrá de recursos propios del gobierno porteño.

Según se explicó, el corredor beneficiará diariamente a unas 25.000 personas. Tendrá una extensión de 6,7 kilómetros en distintos niveles, con vías separadas para la circulación de camiones y ómnibus de larga distancia, por un lado, y vehículos particulares, por el otro. Además, sumará 60.000 metros cuadrados de plazas y parques.

En segundo lugar, se acordó un préstamo con el Banco Mundial por US$ 200 millones para el financiamiento de obras de infraestructura en los arroyos Vega y Cildáñez que, con el objeto de mitigar y evitar inundaciones, comenzarán a fines de este mes y demorarán dos años.

Los fondos estarán destinados a la construcción del segundo emisario del arroyo Vega, a la canalización y obras complementarias del arroyo Cildáñez, y a la instalación de un sistema de alerta meteorológica. El segundo emisario del Vega beneficiará a 315.000 vecinos de los barrios de Agronomía, Parque Chas, Villa Ortúzar, Colegiales y Belgrano, ya que duplicará la capacidad de absorción en la zona. Los desbordes del Vega causan los históricos anegamientos en Blanco Encalada y Cabildo.

La construcción de la Villa Olímpica para los Juegos de la Juventud de 2018, ya comenzó a ejecutarse en Villa Soldati, y es también financiada por la CAF y el gobierno porteño. La corporación aportará US$ 50 millones en una primera etapa, pero existe la posibilidad de ampliar ese préstamo en otros US$ 110 millones en una segunda etapa. La administración porteña sumará US$ 35 millones de recursos propios.

A los beneficiarios hay que dividirlos en dos tipos. Primero, serán los más de 6000 atletas que utilizarán las instalaciones de la Villa Olímpica durante el evento deportivo de 2018. Luego, serán las 1500 familias de bajos ingresos que podrán acceder a habitar en las instalaciones cuando queden ociosas. Los proyectos arquitectónicos consideraron su uso como vivienda y podrán ser adquiridas mediante préstamos hipotecarios otorgados por el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC).

El cuarto plan para cuya concreción tomó deuda la Ciudad es la urbanización de las villas 31 y 31 bis, donde ya empezaron las obras de infraestructura. Por medio de un crédito del Banco Mundial, en este conglomerado de Retiro se tenderán cloacas, se abrirán calles, se llevarán redes eléctrica formales y se asfaltarán arterias existentes. Un 80% de las viviendas serán refaccionadas y se construirá un lote de viviendas nuevas. Todas podrán ser compradas por los habitantes con créditos hipotecarios accesibles. El banco situado en Washington aportará US$ 170 millones una vez que se apruebe el préstamo, trámite previsto para principios del año próximo.

En diálogo con LA NACION, el jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel, defendió el mecanismo de endeudamiento para estos proyectos, porque "son de largo aliento, con fondos financiados a largo plazo y a tasas convenientes, por lo que no sería razonable exigir a la generación actual que financie las obras del futuro".

Miguel dijo que "el nivel de deuda de la Ciudad es muy manejable", tal como se refleja en la buena calificación crediticia que tienen los bonos porteños.

Además, negó que se le estén restando recursos a la educación y salud por encarar estos emprendimientos. "Éste es el único distrito donde creció la matrícula en la educación pública y, en salud, proveemos servicios a habitantes de muchas provincias: en un año brindamos nueve millones de atenciones en los hospitales públicos. Aunque aún hay mucho por mejorar", dijo.

Detalló que, además, la Ciudad trabaja con el gobierno bonaerense en varias iniciativas, como la expansión del SAME en la provincia.

En cambio, el economista y ex legislador del GEN Martín Hourest aportó una visión crítica. "El endeudamiento en sí mismo no es malo, pero la lógica de tomar créditos para obras de baja magnitud es perversa y para las de gran magnitud es opaca, por la falta de seguimiento." En este sentido, recordó que "cuando se pidió dinero para mejorar los subterráneos, se terminó usando para los sapitos".

Por otra parte, cuestionó "endeudarse en dólares, en vez de hacer una reforma fiscal para poder hacerlo en pesos".

Cuatro proyectos de alto impacto

Cómo beneficiarán a los vecinos

Villa Olímpica

Crédito por US$ 160 millones

Villa Olímpica: crédito por US$ 160 millones
Villa Olímpica: crédito por US$ 160 millones Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Gómez

La Villa Olímpica para los Juegos Juveniles de 2018, en el Parque Roca, donde hoy avanza el techado del estadio, no sólo albergará a los más de 6000 atletas. Luego, 1500 familias podrán acceder a créditos para mudarse a las instalaciones, que fueron concebidas como departamentos para vivienda.

Arroyo Vega

Crédito por US$ 200 millones

Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk

La construcción de un segundo emisario del arroyo Vega beneficiará a 315.000 vecinos de Agronomía, Parque Chas, Villa Ortúzar, Colegiales y Belgrano, ya que duplicará la capacidad de absorción en la zona. También se instalará un sistema de alerta, que permitirá anticipar crecidas.

Urbanización de la villa 31

Crédito por US$ 170 millones

Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia

Las obras incluirán la refacción de 80% de las viviendas, la construcción de un lote de unidades nuevas, la mejora de calles existentes y el tendido de agua potable, cloacas y luz. La villa se transformará en barrio y los vecinos, en propietarios de las 10.076 viviendas; deberán pagar por los servicios.

Paseo del Bajo

Crédito por US$ 400 millones

Crédito: Maxie Amena

Por Puerto Madero, unirá las autopistas Illia y a La Plata, en una conexión clave entre el sur y el norte del conurbano. Beneficiará diariamente a unas 25.000 personas. Separará el tránsito de camiones y micros del tránsito particular, lo que agilizará los viajes. Sumará 60.000 m2 de espacios verdes.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.