La oposición, entre la sorpresa y la crítica

Los diputados de la Comisión de Ambiente plantearon incógnitas
Ángeles Castro
(0)
10 de junio de 2014  

Marketing y no verdaderas políticas ambientales; o, en el mejor de los casos, políticas que no atacan las principales problemáticas de la ciudad en materia de ambiente. Palabras más, palabras menos, así calificaron referentes de la oposición porteña el plan Buenos Aires Verde , lanzado ayer por el gobierno porteño.

María Eugenia Estenssoro (SUMA +), presidenta de la Comisión de Ambiente, vio como favorables los cuatro ejes elegidos por el gobierno porteño para desarrollar su agenda verde : mitigar los efectos del cambio climático, reducir la temperatura, disminuir el consumo energético y moderar las emisiones de gases invernadero. "Los títulos son buenos. Ahora habrá que analizar si son sólo anuncios o tienen una viabilidad. Nos acabamos de enterar. En principio, es positivo empezar a pensar la ciudad desde los problemas del siglo XXI", explicó.

El vicepresidente de la comisión, José Cruz Campagnoli (Nuevo Encuentro), también pidió el plan para analizarlo en profundidad, porque no les fue informado antes por el Poder Ejecutivo. "De todos modos, mi primera sensación es que se trata de un plan engañoso, de impacto publicitario, más enmarcado en la estrategia de campaña presidencial de Mauricio Macri que dedicado a los verdaderos problemas ambientales de la ciudad", detalló.

Para Campagnoli , el gobierno porteño "tiene una mirada del ambiente recortada. Desde nuestra concepción, incluye otras dimensiones, por ejemplo, la problemática de la vivienda, la falta de acceso a la red cloacal y al agua potable. No vi ninguna mención al respecto", dijo.

Tampoco, indicó, habla el plan de la cuestión de la basura, uno de los mayores productores de gas etano, de efecto invernadero, pese a que se pretende contrarrestar las consecuencias del cambio climático.

"Y se mencionan superficialmente el saneamiento del Riachuelo y la relocalización de las familias instaladas en la vera", recordó.

Finalmente, Campagnoli sintetizó: "El plan es un envoltorio, un packaging, que no resuelve los principales problemas de contaminación y ambientales de la Capital. Estimo que por eso tampoco vinieron a discutirlo a la Legislatura".

Pablo Bergel, diputado del bloque Verde Alameda y vocal de la Comisión de Ambiente, reiteró las críticas. "En los hechos, y más allá del marketing verde, el gobierno de Macri viene mostrando un continuo retroceso en materia ambiental. La llamada ley de cambio climático (Nº 3871), que establece acciones concretas, sigue sin aplicarse; se realizan podas y talas salvajes sobre el arbolado público; se avanza sobre espacios verdes con bares en las plazas, shoppings en espacios públicos y concesiones que siguen cementando la ciudad con fines mercantiles", consideró.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.