Levantaron las tomas de todas las escuelas porteñas