Macri vetará la ley de aborto no punible

El jefe del gobierno porteño rechazó la ley sancionada la semana pasada para este tipo de intervenciones; sectores de la oposición y organizaciones civiles criticaron la decisión y analizan presentarse ante la Justicia
Franco Varise
(0)
6 de octubre de 2012  

El Gobierno porteño resolvió vetar la ley de aborto no punible , aprobada por la Legislatura porteña hace una semana, al considerar que excede lo establecido por la Corte Suprema en el fallo de marzo último.

Con el veto del jefe del gobierno porteño Mauricio Macri, queda vigente la resolución 1252 del Ministerio de Salud porteño, que estableció el procedimiento aplicable para la asistencia sanitaria de estas prácticas en la ciudad.

Anteanoche, sin hasta ese momento una definición explícita sobre la ley de aborto no punible, Macri deslizó que el martes próximo una mujer de 33 años se realizará una intervención de acuerdo con el protocolo vigente.

"Soy el jefe del veto", respondió a una pregunta Macri, según recogió ayer el diario Clarín, durante una cena por Consenso Republicano. Ahí dejó entrever que el veto era una decisión inminente que terminó de formalizarse ayer, tal como anticipó LA NACION.

Durante la tarde y tras conocerse la decisión oficial de vetar la ley, Macri explicó su postura en seis mensajes enviados en menos de una hora a través de la red social Twitter. "Hemos decidido vetar el proyecto de la Legislatura porque excede el marco regulatorio que dispuso la Corte Suprema de Justicia de la Nación", dijo, en uno de ellos.

Luego –y tras mencionar que el proyecto de la Legislatura permitía abortar a víctimas de violación, desde los 14 años y sin autorización legal ni límite gestacional–, recordó que en la Ciudad sigue vigente el protocolo del Ministerio de Salud que permite interrumpir el embarazo en casos de violación.

Las respuestas no se hicieron esperar. A través del mismo medio, la legisladora María José Lubertino, con dudoso gusto, afirmó: "Yo tenía razón! Sacate la sotana Mauricio Macri".

La ley había sido sancionada en una accidentada sesión por 30 votos a favor y 29 en contra.

El anuncio del jefe de gobierno sobre el aborto que se realizará el martes próximo implicó la rúbrica del actual protocolo como sustento jurídico suficiente para este tipo de prácticas e interpretó que no es necesaria la ley a la cual el macrismo se opuso desde el principio. Sectores de la oposición ya adelantaron que harán presentaciones judiciales para evitar el veto.

"Lo que dijo Macri es que el aborto no punible del martes se va a llevar a cabo bajo la normativa actual, publicada en el Boletín Oficial el 6 de septiembre pasado", dijo ayer una fuente del macrismo.

Esa resolución, el último acto administrativo del ex ministro de salud porteño, Jorge Lemus antes de renunciar, provocó resistencia en sectores de la oposición y en algunas organizaciones a favor del aborto, que impulsaron a su vez la ley que finalmente fue sancionada. Los términos de la ley encierran algunos aspectos interpretados como jurídicamente controvertidos por Macri, como que una adolescente de 14 años pueda practicarse un aborto sin el aval de ninguno de sus padres. También objetó con el veto de ayer la posibilidad de que una mujer pueda solicitar una intervención de estas características por problemas de salud convencionales o que no les permitan a los profesionales médicos hacer una "objeción de conciencia" en caso de no estar de acuerdo con el aborto. Además, entre los puntos que consideró lesivos de la ley, aparece que no hay un tope de tiempo de embarazo para realizar el aborto. En el caso del protocolo definido por la resolución del Ejecutivo porteño, que según el macrismo respeta los lineamientos del fallo de la Corte Suprema, el plazo máximo son las 12 semanas de gestación.

"En realidad, lo que planteamos son cuestiones legales, aunque la oposición tiende a correr la discusión hacia otras fronteras; en realidad, debería darse un gran debate en el Congreso nacional, pero no sabemos porque no tuvo lugar o sí, y este tema tan sensible recayó en un fallo de la Corte Suprema", dijo otra fuente cercana a Macri.

El fallo de la Corte Suprema sobre la base de un caso de violación en Chubut sentó los lineamientos de aplicación para los abortos no punibles en todo el país, dado que históricamente existían diferentes interpretaciones judiciales del Código. En consonancia con el fallo, las provincias deben readecuar sus procesos. Macri lo hizo por vía de la resolución 1252, aunque luego avanzó la ley con la cual no estaba de acuerdo.

Cruces y repercusiones

La decisión del jefe de gobierno provocó reacciones

  • MAURICIO MACRI

    Jefe de gobierno


    "Sigue vigente el protocolo que permite interrumpir embarazos en casos de violación"
  • INÉS FRANCK

    Abogada y profesora de la UCA


    "El veto es un avance, pero no se sabe si es total. Lamentamos que siga vigente el protocolo"
  • MARÍA E. NADDEO

    Legisladora porteña


    "El veto constituye un retroceso y limita los derechos consagrados en un fallo de la Corte Suprema de Justicia"
  • DEL EDITOR: qué significa . El aborto es un tema de fondo que trasciende lo político y donde las convicciones sociales, religiosas, educativas y sanitarias dividen las aguas.

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.