Metrópolis. El semáforo más ignorado