Costumbres. Miles de porteños "viajaron" a la Edad Media en una feria que recreó el espíritu de la época