Sin solución. Nueve días después, en Recoleta aún hay vecinos que no tienen luz