Once: varios querellantes se retiran del juicio tras acordar una indemnización

Tres grupos de familiares de víctimas negociaron con TBA; habrían cobrado hasta $ 300.000; hoy asistirán al inicio del debate sólo los abogados de los Menghini y Dalbón
Hernán Cappiello
(0)
18 de marzo de 2014  

Parte de los heridos y los familiares de los muertos por el accidente ferroviario ocurrido en Once hace dos años se retiraron como querellantes del juicio oral y público que comienza hoy porque recibieron indemnizaciones que llegan, en algunos casos, a los $ 300.000. A cambio, deben desistir de las acusaciones penales.

Así lo confirmaron a LA NACION letrados de las víctimas y fuentes de los tribunales donde se comenzará a juzgar desde hoy a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi y a los ex dueños de TBA Sergio y Mario Cirigliano, junto a otros 25 acusados. Todos deben responder por los delitos de fraude y estrago culposo por la muerte de 51 personas en el accidente.

Sólo estarán presentes hoy como acusadores, al comenzar el proceso oral, el fiscal Fernando Arrigo -representante de los intereses de toda de la sociedad y de las víctimas-, los familiares de Lucas Menghini y unas 60 víctimas representadas por el abogado Gregorio Dalbón.

De todos modos, este letrado no descartó llegar en breve a un acuerdo económico en el juicio civil que, dijo, realizan 350 víctimas del choque. "Llegar a un acuerdo es una forma de finalización del proceso lícita. Tenemos el juicio civil iniciado. Allí se verificará un acuerdo en forma más transparente que de esta manera rápida el día antes del juicio. Además, nosotros somos muy caros y en estas circunstancias les va a salir mucha plata al Estado, a TBA o a quien quiera acordar", sugirió el abogado en diálogo con LA NACION. En la empresa estaban confiados en que era cuestión de horas para que esta querella también deje el juicio.

Los que ya firmaron acuerdos por los que se "desinteresaron" de la acción penal son los representados por los abogados Marcelo Parrilli y María del Carmen y los patrocinados por el abogado Miguel Ángel Arce Aggeo.

Si bien no trascendieron los montos de los acuerdos extrajudiciales, se supo que las ofertas económicas fueron generosas y que llegaban a cubrir ya el 50% de lo que se pedía en las demandas civiles, a cobrar al final del juicio.

Fuentes relacionadas con las conversaciones que mantienen los abogados civilistas de TBA dijeron que estas sumas, en caso de fallecimiento, pueden llegar a los $ 300.000. La cifra desciende en caso de los heridos, de mayor a menor en función de la gravedad de las lesiones.

Tanto en el estudio de Verdú como en el de Arce Aggeo confirmaron que se habían presentado ante el Tribunal Oral Federal N° 2 para notificarles que se habían retirado como querellantes.

Paolo Menghini, el padre de Lucas, que apareció muerto dentro del tren 48 horas después de la tragedia, emitió un comunicado en el que ratificó que sus abogados, Leonardo Menghini y Lelia Leiva, seguirán acusando: "Jamás han negociado indemnización alguna con los imputados en la causa que mañana inicia el debate oral, y proseguirán en la búsqueda de la verdad y justicia hasta agotar todas las instancias. Avanzarán aun más en sus reclamos, impugnando el informe pericial técnico que fue presentado la semana pasada con una clara intención de desvirtuar la verdad", dijeron, en referencia al estudio en el que los especialistas convocados por la Justicia dijeron que los frenos de la formación siniestrada funcionaban bien al momento de la tragedia.

La Procuración decidió ayer reforzar el equipo de la acusación. Acompañarán a Arrigo las fiscales Fabiana León y Stella Maris Scandura.

La primera consecuencia que puede tener el retiro de los querellantes es que el juicio se acorte. Muchos de los 350 testigos fueron propuestos por las cabezas de querella que ahora no estarán entre los acusadores. Por eso, los nueve meses de audiencias previstos pueden ser menos.

Un misterio que anoche nadie pudo explicar con claridad es cómo se habían logrado los acuerdos y cómo se habían efectuado los pagos, dado que TBA se encuentra en concurso y está embargada, al igual que los acusados en sus patrimonios.

Abogados ligados a la negociación admitieron a LA NACION que se venía conversando con las víctimas desde hacía un tiempo, pero que no se cerraba ningún acuerdo a la espera de que el Estado pudiera poner el dinero de las indemnizaciones.

Un proceso complicado

NUEVE MESES

Tiempo estimado de duración de las audiencias

El proceso oral y público que comienza hoy tiene previstas las declaraciones de 350 testigos. No obstante, el arreglo extrajudicial por el cual tres grupos de querellantes desistieron de acusar penalmente podría hacer que muchos de esos testigos no tengan que declarar, con lo que el juicio podría acortarse.

Jaime, acusado en otro debate

El fiscal federal Guillermo Marijuan pidió que el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime vaya a juicio por presunta defraudación al Estado, en una investigación por sobreprecios en el tren Belgrano Cargas (BC).

El fiscal también pidió el juicio para Rubén Stafforini, ex contador del sindicato Unión Ferroviaria (UF), procesado por presunto "tráfico de influencias" en el crimen de Mariano Ferreyra; Graciela Coria, esposa del sindicalista José Pedraza; Luigi Capelli y Pedro Ochoa Romero, ex interventor en la CNRT y acusado en el juicio de Once.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.