Urbanización. Prometen que en 2019 la villa 31 será un barrio y los vecinos, propietarios