Rejas en la Plaza de Mayo: primer paso legislativo para ratificar su vigencia

Las rejas de la Plaza de Mayo, eje de debate legislativo
Las rejas de la Plaza de Mayo, eje de debate legislativo Fuente: Archivo
Solo los diputados oficialistas votaron a favor; habrá una audiencia pública y otra sesión para su aprobación
Daiana Zunino
(0)
29 de marzo de 2019  

A casi un año de su polémica instalación y luego de que un fallo judicial determinara que el enrejado en la Plaza de Mayo era ilegal, la Legislatura porteña modificó ayer el nuevo Código Urbanístico -que había aprobado a fines de 2018-, para poder regularizar la colocación de un cerco de seguridad en esa histórica plaza.

La medida fue necesaria ya que el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario del Juzgado N°8, Osvaldo Otheguy, declaró que la instalación de rejas en ese espacio fue ilegal. Por lo tanto, el gobierno porteño se vio obligado a sancionar una ley que avalara las rejas o las retirara, volviendo el espacio público a su estado anterior a la instalación del cerco metálico.

El enrejado fue colocado en mayo del año pasado, en medio de una enorme transformación en la Plaza de Mayo, en donde se ensancharon veredas y se quitaron carriles de circulación para autos. Aunque cabe señalar que -según sostuvo el Ministerio de Ambiente y Espacio Público- las rejas pueden desmontarse en 48 horas.

Por la medida judicial en contra fue que el jefe de gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, impulsó un proyecto de ley que permitía la colocación "de un cerco de seguridad (reja) emplazado de modo transversal desde la avenida Hipólito Yrigoyen hasta la avenida Rivadavia. Por detrás de la Pirámide de Mayo, a la altura del eje de las calles Defensa y Reconquista".

No obstante, la iniciativa oficial solamente recibió el acompañamiento de los legisladores de Vamos Juntos, mientras que el resto de los bloques de la oposición la rechazaron.

La iniciativa pasará por una audiencia pública y luego tendrá su segunda lectura, tras lo cual recién se ratificaría con los votos. Ninguna de las dos instancias tienen fecha prevista.

En ese sentido, la presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano, Victoria Roldán Méndez (VJ), aseguró que "la instalación del cerco tiene por objeto proteger, conservar y mantener el patrimonio y espacio público urbano, así como también garantizar las cuestiones relativas a la seguridad de los ciudadanos y de la Casa Rosada". Y remarcó que "son mejores que las vallas que había anteriormente y que venían desde hace más de 15 años".

En los fundamentos de la medida, Rodríguez Larreta recordó que "en diciembre de 2001, en medio de una crisis institucional, social y política que hostigó a nuestro país, se colocó un vallado con el objetivo de preservar la Casa Rosada de los disturbios y el vandalismo de manifestantes, y principalmente para proteger la institucionalidad de la Sede de Gobierno".

Resaltó que "se colocaron vallados de dos metros de altura con bases antivuelco: las vallas y sus sujeciones -instaladas de modo inicial, provisoriamente-, permanecieron 17 años después; fueron reforzadas y tomaron un carácter permanente, contaminando la visual y transformándose en parte del paisaje de aquella".

En contraposición, el legislador kirchnerista Javier Andrade (UC) consideró que "hacen trampa y después cambian la ley, es una práctica que se repite: realizaron la obra, un juez falló que la iniciativa era ilegal, y ahora regularizan la situación por acá".

El trotskista Gabriel Solano (PO) afirmó: "Las rejas no pueden ocultar una crisis social que se profundiza con su secuela de despidos, suspensiones, desvalorización del salario y crecimiento de la pobreza". Y advirtió que "si el dólar llega a $60 no hay rejas en la Plaza de Mayo que salve a Macri del helicóptero".

El socialista Roy Cortina (PS) manifestó que "estas rejas no preservan el patrimonio histórico y es ridículo porque pareciera que a una parte hay que protegerla y a otra no; la Plaza de Mayo no está vandalizada como para que digan que es necesario preservarla". Afirmó que "quieren desalentar el uso de la plaza como un centro de protesta; esta es una iniciativa arbitraria".

Ampliación de retiro

El proyecto de ampliación de la terminal de Retiro recibió el definitivo aval de los legisladores porteños que ayer aprobaron el marco urbanístico entre los gobiernos de la Nación y la Ciudad para permitir los trabajos en todo su entorno. La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) cedió a la ciudad el predio de la terminal de ómnibus y le dio el permiso de uso de esos inmuebles. Allí se harán obras para mejorar la movilidad, la circulación y el tránsito en la terminal y para integrar a la villa 31, ya en proceso de urbanización.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.