Tensión y muerte en la toma de un predio de la ciudad en Villa Lugano

Unas 500 personas sin techo y algunos vecinos de la villa 20 usurparon tierras que están contaminadas y que son de la ciudad; en la puja por los lotes, una persona fue asesinada
Pablo Tomino
(0)
26 de febrero de 2014  

Unas 500 personas usurparon terrenos cercanos al parque Indoamericano , en Villa Lugano, donde en la madrugada de ayer una persona fue asesinada en la disputa por tierras que están contaminadas y que son de la ciudad.

Según fuentes judiciales, habitantes de la villa 20, lindera al predio de Pola y la avenida Fernández de la Cruz, se enfrentaron con los usurpadores, mientras unos y otros intentaban delimitar las parcelas con sogas. Allí, un hombre le habría pedido a otro que cambiara de lugar la fogata que había prendido por temor a que se le incendiara la carpa en la cual se refugiaba. Su ocasional vecino se negó. Y, tras una discusión, uno de ellos fue en busca de un revólver, regresó y le disparó al otro dos veces en el pecho.

Según las autoridades, la persona fallecida fue identificada como Fernando Soto, de 32 años. Y según los vecinos, personal de la Gendarmería se habría negado a trasladarlo.

La toma de tierras se produjo durante la noche, cuando un grupo importante de personas -algunos, sin casa propia, y otros, oportunistas- ingresaron por la fuerza en el predio que, un año atrás, estaba ocupado por la Policía Federal, que lo utilizaba para guardar vehículos secuestrados en procesos judiciales.

Dichos terrenos debían ser urbanizados por la Ciudad tras la aprobación de la ley 1770, sancionada en 2005, pero no se aplicó en las administraciones de Aníbal Ibarra, Jorge Telerman ni en la de Mauricio Macri. Hoy, ese predio resulta inhabitable por el alto grado de contaminación de su suelo. Un juez ordenó que debe ser saneado por la Ciudad, para lo cual se formó una comisión interministerial para llevar adelante esta tarea. Pero las tierras ayer fueron ocupadas.

Este conflicto generó otro fuerte cruce entre la Nación y la Ciudad, con relación a quién tenía la responsabilidad actuar para evitar la toma o bien mediar para resolver la situación. Así, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, responsabilizó al fiscal porteño Carlos Rolero, al señalar que "prefirió seguir durmiendo" antes que ocuparse del conflicto por la usurpación.

Según el funcionario kirchnerista, anteanoche intentaron comunicarse con el fiscal para que interviniera en el hecho, pero habría contestado que lo haría al otro día, a primera hora de la mañana. "Tenemos que lamentar un muerto. Es indignante, frustrante, el fiscal prefirió dormir, lo llamamos a las 11 de la noche y dijo que no iba a actuar hasta las 8 de la mañana; es una vergüenza", dijo Berni.

"Quiero que el fiscal asuma la responsabilidad", sostuvo el funcionario en el predio tomado. Lejos de Berni, pero también allí, el fiscal Rolero respondió: "Si quería, me quedaba en mi casa", y agregó que su tarea era "resolver un conflicto por la vía pacífica".

Fuentes consultadas por LA NACION indicaron que la toma del predio comenzó cerca de las 16 de ayer, cuando los grupos empezaron a ocupar los terrenos. Testigos contabilizaron unas 300 personas. Luego, eran unas 500. Algunos vecinos de la villa 20 decían que varios usurpadores eran "conocidos" y que ya tenían casa. Otros, en cambio, se instalaron allí para "comercializar el terreno".

Funcionarios porteños habían sido alertados anteayer por la mañana de que el lugar podía ser tomado. A las 22.30, con el hecho consumado, presentaron una denuncia en la fiscalía. Para entonces, el Ministerio de Seguridad de la Nación también estaba ocupándose del tema.

"Nosotros estábamos listos para actuar, pero el fiscal nos dijo que debíamos esperar hasta las 8 del día siguiente. Entre las 2 y las 3 de la madrugada ocurrió el crimen", dijo una fuente del Ministerio de Seguridad nacional. Y agregó: "Después de la primera comunicación, el fiscal apagó el teléfono y tuvimos que comunicarnos con el fiscal general".

El asesinato de Soto es investigado por detectives de la División Homicidios de la Policía Federal. El sospechoso es un vecino de la villa 20.

Descontrol

Los usurpadores del ex predio de la Policía Federal se fueron sumando con el transcurrir de las horas. Cada uno dividía los lotes sin criterio alguno. Nadie se lo impedía, tampoco. Emanuel Ríos, de 26 años, contó a LA NACION que decidieron tomar este lugar "porque cuando nos censaron en el Indoamericano nos prometieron que nos iban a dar viviendas, algo que nunca ocurrió". El joven, que vive en la villa 20 desde que nació, tiene dos hijos, uno de 6 meses y otro de 2 años y medio, y paga actualmente 1500 pesos por una pieza dentro de la villa. "De acá no nos movemos hasta que nos den una solución efectiva, no como la vez pasada", enfatizó el hombre.

Alba Martínez, de 20 años, pasó toda la noche de anteayer en el terreno tomado acompañada de su bebe de 10 meses, Dylan. "Fue horrible. La luz de la calle se apagaba y hacía mucho frío", relató la joven madre. Una taza de café mantuvo a Martínez despierta mientras cuidaba de su pequeño lote demarcado. Su bebe, en tanto, dormía sobre una manta blanca tirada en el suelo.

Anoche, un cartel con la leyenda "Salimos pacíficamente si nos dan soluciones" estaba en la entrada del predio tomado. Se supo que las negociaciones para alcanzar un acuerdo no habían prosperado. Hoy habrá más reuniones.

Antecedentes y claves del conflicto

  • 500 personas

    Protagonizaron la toma de ayer en Villa Soldati
  • 4 hectáreas

    Es la superficie del terreno usurpado
  • 20 metros cuadrados

    Los ocupantes delimitaron lotes de esa superficie
  • Diciembre 2010

    En esa fecha, el parque Indoamericano fue tomado por 6000 personas –provenientes de villas aledañas– en reclamo de viviendas. Durante el violento desalojo emprendido por las policías Federal y Metropolitana, murieron dos ocupantes; esto provocó que la usurpación se extendiera por diez días. Las familias abandonaron el lugar sólo cuando los gobiernos nacional y porteño prometieron un plan habitacional para los más necesitados, que cofinanciarían en partes iguales.
  • Un año después

    A finales de 2011, las promesas habían quedado en la nada. Eso dijeron Alejandro Salvatierra y Diosnel Pérez, dos de los líderes de la toma: "No se ha resuelto la situación de ninguna de las familias. Siguen viviendo en la calle o hacinados en la villa. Los gobiernos se olvidaron de la gente"
  • Informes: Valeria Musse y Gabriel Di Nicola

    Del editor: qué significa . El conflicto del parque Indoamericano fue un trágico antecedente que al parecer, en las últimas horas, algunos funcionarios olvidaron.

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.