Controversia. Una insólita silla de ruedas en el hospital Argerich