Vecinos de Recoleta marcharon contra los prostíbulos que funcionan en el barrio

Criticaron la “indiferencia” oficial y escracharon los lugares de trata
(0)
28 de mayo de 2013  

Ante lo que definieron como "indiferencia" por parte de las autoridades, casi 300 vecinos de Recoleta participaron ayer de un masivo escrache frente a departamentos del barrio que funcionan como prostíbulos. La marcha fue convocada por la página web Recoleta Insegura, cuyo principal representante, Lucas Schaerer, señaló durante la caminata que "ya se han levantado muchísimas denuncias ante la Ciudad, y todas reciben la misma falta de respuesta".

Los manifestantes se concentraron en Arenales y Ayacucho, donde pegaron un cartel con la leyenda "Clausurado" en la puerta del edificio señalado como parte de la red prostibularia. De allí marcharon hacia Uriburu al 1000, donde repitieron la misma acción en otros tres departamentos de la cuadra, todos denunciados por violar la ley de profilaxis y la de trata de personas.

"Ya en 2012 marchamos dos veces frente a los narcoprostíbulos de Recoleta, en Vicente López y Azcuénaga, lo que produjo el alejamiento del Comisario Lucioni de la Comisaría 17a. y una causa elevada al juez Lijo y al fiscal Di Lello, que duerme en algún cajón de ese juzgado", señaló Schaerer. En la marcha también se hicieron presentes Gustavo Vera y otros miembros de la ONG La Alameda, quienes subrayaron que gracias a la acción de los vecinos se logró que los comuneros prometieran impulsar una ley para erradicar la prostitución de la comuna 2.

La semana pasada, la Agencia Gubernamental de Control, a cargo de Eduardo Hulton, clausuró nueve prostíbulos, cinco de ellos en la zona de Vicente López y Azcuénaga. "Madaho's, Hellas y Plays, en las inmediaciones del Cementerio de la Recoleta, cerraron definitivamente. En otros casos algunos violaron la orden de clausura o presentaron algún recurso de amparo para seguir funcionando", explicó Facundo Carrillo, presidente de la comuna 2.

La manifestación de los vecinos empezó en la esquina de Arenales y Ayacucho, frente a un departamento privado, en la cuadra del colegio católico La Anunciata. Una vez allí, miembros de los vecinos autoconvocados en Recoleta Insegura mostraron el "Segundo mapa del crimen organizado", que releva la red de 54 prostíbulos ubicados en Recoleta.

"En este contexto mafioso hemos podido tomar denuncias por robos a los vecinos, varios centros del narcotráfico y un taller textil clandestino", denunció Lucas Schaerer, de La Alameda.

Durante la marcha, los vecinos se quejaron porque, según afirman, entregaron hace un año el "mapa de la inseguridad" sin que el juez federal Ariel Lijo (juzgado Federal N° 4, secretaría N° 7) o el fiscal Jorge Felipe Di Lello hayan actuado en consecuencia.

"Pasó un año y no descubrieron nada ni encarcelaron a ningún delincuente. La causa fue iniciada el 5 de mayo de 2012 y acá estamos todavía. La fiscal a cargo de la Unidad Fiscal Sudeste Penal Contravencional y de Faltas, Sandra Verónica Guagnino, también recibió un listado de 126 prostíbulos; tiene las pruebas, pero no avanza", apuntó Schaerer.

El año pasado, Facundo Carrillo, titular de la Comuna 2, se presentó en la iglesia Patrocinio de San José, junto con todos los comuneros y delante de un centenar de vecinos, para prometer acciones contra el narcoproxenetismo y la trata de personas.

"Pero frente a su propia sede comunal, en el edificio de Uriburu 1059, funcionan tres prostíbulos", indicó un manifestante que pegaba un cartel en la puerta del predio. Los porteros de la cuadra, vecinos que salían al paso de la marcha y madres que acababan de retirar a sus hijos de la escuela coincidían en que "la falta de respuestas" fue la que permitió que la prostitución se instalara en Recoleta.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.