Actividad física, más allá de los mitos

Muchas personas se resisten a seguir una rutina porque creen que deberán hacer más de lo que pueden
(0)
5 de diciembre de 2001  

¿Está pensando en empezar mañana? ¿Realiza actividad física de vez en cuando? Cuidado: algunas costumbres y conceptos erróneos pueden pertubar el hábito o hacer que usted abandone la idea de iniciar esta actividad, elemental para la salud. Un médico deportólogo y un profesor de educación física consultados por la nacion despejan dudas y brindan recomendaciones.

"Más es mejor." FALSO

La cantidad e intensidad de la actividad depende de lo que la persona quiera lograr: si quiere estar saludable, si quiere modelar su cuerpo o si quiere entrenarse en un deporte. No es necesario pasarse horas para obtener resultados. "Un entrenamiento excesivo puede dar como resultado un músculo hipertrófico, pero débil", explica el doctor Hernán Delmonte, deportólogo, profesor de educación física y cardiólogo del Sanatorio Mater Dei y del Centro de Estudios en Medicina Preventiva.

"Cuanto mas se transpire más rápido se pierde peso."FALSO

La transpiración es uno de los mecanismos por los cuales perdemos calor y nos refrigeramos. La pérdida de líquido genera deshidratación que se traduce en una disminución de peso. Pero es peso hídrico y hay que reponerlo de inmediato. No tiene nada que ver con la pérdida de tejido graso o muscular. Para perder un kilo de grasa hay que quemar 9000 calorías en un día y eso es prácticamente imposible.

"Nunca hice ejercicios, no puedo empezar ahora, a los 50." FALSO

Es un razonamiento erróneo, similar al de los fumadores que se excusan diciendo "hace 30 años que fumo, ¿para qué voy a dejar ahora? Para los primerizos "son ideales las caminatas y sobre todo el trabajo con complementos,--dice Alejandro Ambrosoni, profesor nacional de educación física-, porque el instructor da una rutina individual; se puede variar la intensidad y la cantidad de forma personal, y permite comenzar por niveles muy bajos. Yo les sugiero iniciarse con aparatos, un poco de cinta y más adelante agregar una clase leve", dice Ambrosoni.

"Es mejor correr a la tardecita, después del trabajo". FALSO

Para evitar que algunas frases acerca de lo mejor o lo peor funcionen como excusas para no realizar ninguna actividad, el deportólogo propone cambiarlas por: La mejor hora es... cuando puedo.

"No hay que parar cuando no das más, porque no sirve." FALSO

No tiene nada de malo detener una clase para recuperar fuerzas o hidratarse. "Si esto fuera cierto, en las maratones no habría postas para beber agua cada cuatro kilómetros", compara Hernán Delmonte. Es una elección del profesor trabajar en forma continua o con intervalos, de menor a mayor, de mayor a menor, etc. Y todas las modalidades son efectivas.

"Para los chicos, el mejor deporte es... ". FALSO

Según el doctor Delmonte "el mejor deporte es el que el chico quiera hacer". Escuelita de fútbol, taekwon-do o natación, "todos aportarán algo bueno y diferente", dice.

Para el profesor Ambrosoni, en cambio, "la natación es ideal para el desarrollo físico, y saber nadar es imprescindible por cuestiones de seguridad. Hay que intentar que los chicos lo practiquen hasta los 11 años".

Para tener en cuenta: las nenas también necesitan -y les gusta- hacer algún deporte.

"La actividad intensa promueve pérdida de peso." VERDADERO

Siempre y cuando se la acompañe de una alimentación adecuada y la práctica sea continua. Pero como es difícil convertir en rutina la intensidad, el doctor Delmonte asegura que "en vez de hacer una única actividad o clase que me consuma 2000 calorías, es más útil elegir dos actividades, gimnasio y natación por ejemplo, que me quemen 1000 cada una, pero que voy a poder sostener durante varios meses y voy a tener ganas de hacer".

"Los resultados logrados con los aparatos no duran." FALSO

Todos los beneficios se pierden en la medida en que se deja de entrenar, y esto incluye a las prácticas deportivas o las clases tradicionales. Aunque los aparatos tienen mala fama, lo cierto es que "los resultados musculares logrados con ellos se ven más rápido e incluso, pueden durar más", asegura Ambrosoni. Para evitar rutinas complicadas y tediosas, Delmonte recomienda pedirle al instructor "no más de seis ejercicios distintos, suficientes para un trabajo integral".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.